Llegan los primeros tractores que cosechan sin conductor

Algunos agricultores checos emplean ya una nueva tecnología que gracias al GPS permite a los tractores sembrar, abonar o recolectar en piloto automático, sin conductor. Las ventajas no son solo económicas, sino también ecológicas, aseguran los primeros que han invertido en este avance.

Foto: ČT 24Foto: ČT 24 Parece ciencia ficción, pero es real. La tecnología GPS, desarrollada para dirigir misiles, puede por tanto hacer lo mismo con tractores sin problema. Cada vez más presente en aplicaciones que facilitan la vida a la sociedad civil, el GPS consigue ahora mejorar la efectividad y la producción del campo agrícola, haciendo que los tractores realicen todas sus labores por sí solos.

El agricultor Jan Dolejš confía en el nuevo sistema y ya lo tiene a prueba.

Jan Dolejš, foto: ČT 24Jan Dolejš, foto: ČT 24 “El margen de error es de dos centímetros. Lo primero que hay que hacer es dar una vuelta al perímetro del campo para que mida las lindes. Después basta con determinar el trazado que quieres que siga, que parte del terreno, y ya puede el tractor hacer el trabajo solo”.

Aunque de todos modos siempre tiene que haber alguien en el tractor, ya que las normas de seguridad no permiten dejarlo completamente solo. Pero sí se puede trabajar en condiciones de visibilidad nula, por niebla por ejemplo, o durante la noche.

Foto: ČT 24Foto: ČT 24 Se ahorra en consumo de combustible y en mano de obra, entre otros. Además, reparte con mayor precisión los pesticidas o el abono, disminuyendo los daños al medioambiente, dicen los partidarios de la nueva tecnología. Por otra parte los tractores hacen así todas sus tareas de una vez y no tienen que pasar de nuevo por el mismo sitio, evitando secar el terreno y ahorrando agua, dicen.

Los empresarios que ya han desembolsado los más de 16.000 euros que vale el sistema en su versión más avanzada, esperan recuperar la inversión. Calculan que, por ejemplo, se ahorran unos cinco euros en la siembra de cada hectárea.