Lidl enfada a los checos al borrar cruz de una foto

La cadena de supermercados alemana Lidl borró de su publicidad las cruces de una Iglesia para respetar la diversidad.

La iglesia de Anastasis en Santorini, Grecia, foto: patano, CC BY-SA 3.0La iglesia de Anastasis en Santorini, Grecia, foto: patano, CC BY-SA 3.0 La iglesia de Anastasis en Santorini, Grecia, se quedó sin cruces. Fueron retiradas de un plumazo de la publicidad de Lidl, el gigante alemán de supermercados.

La “Semana Griega” como se denominó la campaña para ofrecer productos de ese país terminó con mal sabor. La retirada de las cruces de las fotos del templo provocó una reacción de rechazo en la opinión pública y política de Chequia.

El ministro de Agricultura, Marian Jurečka, lanzó una fuerte crítica contra el proceder de la empresa, según ha informado el portal iRozhlas.

“Se trata de algo que ha sobrepasado los límites. Es un acto hipócrita e incorrecto. Lo que ha hecho Lidl, o su equipo de marketing, no está bien”.

El ministro no fue el único en poner el grito en el cielo. El arzobispo y primado de la Iglesia católica checa, cardenal Dominik Duka, se sumó a las críticas.

En una carta dirigida a la embajada de Grecia en Chequia, el prelado calificó de insólita la actitud de la cadena de supermercados Lidl. Expresó que se trata de un ataque contra la herencia cultural y que el retoque de las cruces de una foto puede terminar en la retirada real de las mismas en el futuro.

Foto: LidlFoto: Lidl La cadena Lidl ha tratado de vender una imagen de neutralidad, multiculturalidad y también de respeto a la diversidad. No obstante, la portavoz de la empresa en Chequia, Zuzana Holá, reconoció que se trató de un error.

“No quisimos ofender a nadie. Pedimos disculpas por lo ocurrido. El diseño de los embalajes estuvo a cargo de un equipo internacional. Se trata de productos para un amplio mercado, incluido el checo. Hemos aprendido la lección”.

En el momento más candente de la polémica, el ministro de Agricultura, Marian Jurečka, declaró que cada persona tenía en sus manos la decisión de comprar o no productos en Lidl durante la llamada Semana Griega.

La imagen de la iglesia de Anastasis en Santorini, de la que fueron quitadas las cruces, fue utilizada en yogures, papas fritas y quesos. La fotografía fue retocada ya en abril, pero su impacto repercutió hasta ahora debido a la masiva campaña de la semana temática que terminó el domingo.