Las bicicletas compartidas se abren paso en Chequia

Las bicicletas compartidas son ya un fenómeno en Europa, pero en Chequia este sistema está todavía ‘en pañales’.

Vítek Ježek, foto: Martina Pavloušková, ČRoVítek Ježek, foto: Martina Pavloušková, ČRo Las bicicletas públicas comenzaron a usarse en la República Checa hace apenas un año y actualmente el sistema funciona en las ciudades de Praga, Brno, Olomouc, České Budějovice y Teplice. Aunque la aplicación de este sistema avanza poco a poco, el número de interesados va creciendo. Así lo dijo en entrevista para Radio Praga, Vítek Ježek, copropietario de la compañía Rekola.

”Registramos un interés cada vez mayor por las bicicletas compartidas de nuestra compañía Rekola. En cifras concretas, a finales del año pasado en nuestros registros teníamos a más de 51.000 usuarios. Esto se debe sobre todo a que hemos puesto estas bicicletas a disposición de todos. O sea, los interesados pueden usar la bicicleta de forma más seguida o una sola vez”.

Las bicicletas permiten desplazarse fácilmente por la ciudad

Las bicicletas son un medio de transporte muy cómodo en especial en las ciudades, porque permiten eludir los atascos en las calles que cada día dificultan trasladarse de un lugar a otro, sobre todo por las mañanas y después de la jornada laboral. La compañía Rekola introdujo un nuevo servicio para los usuarios de las bicicletas públicas, que puede resultar útil en especial en ciudades de menor tamaño o, al viajar en el marco de un barrio, como sostiene Vítek Ježek.

Las Bicicletas compartidas de la compañía Rekola, foto: Gabriela Hauptvogelová, ČRoLas Bicicletas compartidas de la compañía Rekola, foto: Gabriela Hauptvogelová, ČRo ”Junto con el banco Hello Bank! hemos ofrecido a los usuarios de nuestras bicicletas la posibilidad de viajar los primeros 15 minutos sin tener que pagar nada. O sea, esos 15 minutos de viaje los paga el mencionado banco y para el ciclista es gratuito. Sin duda también gracias a esta posibilidad muchas más personas comenzaron a interesarse por el sistema de las bicicletas compartidas y a usarlas en sus desplazamientos cotidianos”.

En vista de la llegada a Praga, en primavera de este año, del gigante chino de bicicletas compartidas Ofo, que el año pasado ensayó unas 300 bicicletas en el distrito de Praga 7, Vítek Ježek sostuvo que más que a la eventual rivalidad entre las dos compañías teme que el espacio público llegue a agotarse, según dijo.

”No nos da miedo el futuro de nuestra compañía, pero sí el que se agote el espacio público en Praga. En otoño, por ejemplo, se criticaba en las redes sociales a la compañía china Ofo, porque sus bicicletas quedaban estacionadas en cualquier lugar de Praga 7 y obstaculizaban el paso en determinados lugares. Nos preocupa el estado del espacio público, no queremos que la mayoría de las bicicletas estén mal estacionadas. Porque entonces los ciudadanos criticarían no sólo a Ofo, sino a todos los ciclistas, por no saber distinguir si es culpa de una compañía A o de otra B”.

Compañías chinas de bicicletas públicas expanden a Praga

Las Bicicletas compartidas de la compañía Ofo, foto: ČT24Las Bicicletas compartidas de la compañía Ofo, foto: ČT24 Se prevé que además de Ofo lleguen a Praga otras compañías de bicicletas compartidas chinas, lo que, de acuerdo a Vítek Ježek podría representar un serio problema para la capital checa. Las zonas céntricas, con estrechas calles medievales, no están adaptadas para un mayor tráfico, aunque sea en bicicletas. La estrategia a largo plazo de la compañía checa Rekola es por tanto educar a los usuarios de sus bicicletas públicas a respetar las características urbanas de Praga, afirma Ježek.

”El año pasado aceleramos la instalación de soportes para las bicicletas públicas en las ciudades checas. En Praga hay muy pocos lugares donde puedan estar estacionadas sin impedir el paso y no molestar a nadie. En este tema colaboramos con las Municipalidades y con propietarios de terrenos privados. Organizamos cursos gratuitos para el amplio público, donde enseñamos a andar en bicicleta en una ciudad de modo seguro. Muchas personas tienen miedo de los automóviles, tranvías y autobuses. Con nosotros aprenden el comportamiento adecuado, y dónde estacionar las bicicletas. Confiamos en aportar así a una buena situación en el transporte urbano”.

La compañía checa Rekola, con un parque de bicicletas compartidas, tiene previsto expandirse a ciudades de otros países europeos. Estos proyectos están en una fase inicial, pero, como apuntara Vítek Ježek, entre los países donde desearían asentarse figuran España, Italia, Alemania, Polonia y el Reino Unido.

Cada domingo podrán votar y escoger entre cinco canciones que iremos presentando a lo largo de la respectiva semana. (Más)