La Universidad Carolina tiene 670 años

La Universidad Carolina de Praga, uno de los más antiguos centros de estudios superiores en Europa, cumple este sábado 670 años.

La Universidad Carolina, foto: Kristýna MakováLa Universidad Carolina, foto: Kristýna Maková La sede histórica de la Universidad Carolina de Praga abrirá sus puertas al público este sábado, en el marco de los festejos del 670 aniversario de su existencia. Además de recorridos comentados, los visitantes podrán ver una exposición dedicada a las insignias de este centro docente.

La Universidad Carolina fue fundada el 7 de abril de 1348 por el rey checo y emperador romano-germánico Carlos IV. Era una universidad entera, como se decía antaño, ya que disponía de cuatro facultades, el máximo entonces, como explicó hace algún tiempo a la Radiodifusión Checa la historiadora Gabriela Šarochová.

“La universidad funcionaba como entera si tenía cuatro facultades, o sea, la Artística, que actualmente es la de Filosofía y Letras, la de Derecho, Medicina, y la facultad de Teología. La Universidad Carolina funcionó desde el comienzo como una universidad entera, habiendo sido fundada ya con las cuatro facultades. Ese fue también uno de los motivos por qué este centro docente adquiriera pronto gran popularidad en toda Europa. Además, estaba abierto tanto a profesores como a estudiantes extranjeros”.

Gabriela Šarochová, foto: ČTGabriela Šarochová, foto: ČT Šarochová recordó que la Universidad Carolina fue el primer centro de estudios superiores que surgió al norte de los Alpes y al este del Rin. O sea que representó una extraordinaria oportunidad para representantes de un amplio espacio geopolítico de alcanzar un grado superior en la enseñanza.

La Universidad Carolina fue fundada por la bula del papa Clemente VI del 26 de enero de 1347, además del documento firmado por Carlos IV, y fue el primer centro de su género en Europa Central. Carlos IV depositaba en ella muchas esperanzas, confiando en que ayudaría a incrementar el prestigio del Reino Checo, según resaló la historiadora Gabriela Šarochová.

”La fundación de la Universidad, o sea, de un centro de estudios superiores, formó parte de los planes del emperador y rey Carlos IV de alcanzar un mayor significado del Reino Checo en el marco del Santo Imperio Romano Germánico. El soberano confiaba, además, en un mayor reconocimiento para la ciudad de Praga, en tanto que sede de la Universidad”.

Poco antes de la Universidad Carolina fue fundada la Ciudad Nueva de Praga

La Estatua de Carlos IV., foto: Archivo de la National GalleryLa Estatua de Carlos IV., foto: Archivo de la National Gallery No es casual, apuntó Šarochová, que un mes antes de la fundación de la Universidad Carolina, en marzo de 1348, fue colocada la primera piedra de la llamada Ciudad Nueva de Praga, que también mandó a construir Carlos IV. Ésta comenzaba junto a las murallas de la Ciudad Vieja, y ocupaba un amplio territorio, teniendo tres puntos clave. En primer lugar, el mercado de caballos, actualmente Plaza Venceslao, luego el mercado ganadero, actual Plaza de Carlos, y por último el mercado de heno, que hoy en día se conoce como Plaza Senovážné.

La decisión de Carlos IV de crear una Universidad en Praga se vio influenciada sin duda también por el hecho de que el futuro soberano fuera educado en Francia y tuvo la posibilidad de conocer otros países de Europa, entre ellos Italia. Seguramente se inspiró en el funcionamiento en el siglo XIV de las universidades de París, Nápoles y Bolonia, pero también siguió el camino iniciado por uno de sus antecesores, como sostuvo Gabriela Šarochová.

”El soberano pudo haber buscado inspiración asimismo en Bohemia, ya que el primer intento por fundar una universidad en estas tierras fue emprendido por el abuelo de Carlos, el rey checo Venceslao II de la respetada dinastía nacional de los Premislitas. No obstante, ese intento no fue coronado de éxito, porque la aristocracia checa se había opuesto de forma bastante dura a la idea de crear en Praga una escuela de estudios superiores pública”.

La Universidad Carolina estuvo siempre ligada a los cambios en la sociedad

Durante los años de su existencia, la Universidad Carolina de Praga estuvo siempre cerca de los acontecimientos históricos. Sobre todo en las facultades Artística y Teológica surgían o se extendían ideas reformistas ya en los tiempos de Carlos IV y luego durante el reinado de su hijo, Venceslao IV.

Sin embargo, en el siglo XV, durante las llamadas guerras husitas la Universidad de Praga perdió su prestigio, precisamente por entrar demasiado en política. Muchos de sus estudiantes, sobre todo los extranjeros, se marcharon a otros centros de enseñanza superior.

Foto: ČTKFoto: ČTK Su prestigio de antes la Universidad Carolina lo fue recuperando nuevamente desde finales del siglo XIX, cuando estuvo dividida en la parte checa y la alemana. Esta división terminó con la constitución de la República Checoslovaca independiente, en octubre de 1918. Desde entonces la Universidad, la más grande en Chequia, registró un amplio crecimiento tanto en lo que respecta al número de sus edificios, como al de sus estudiantes. Hoy en día tiene 17 facultades que ofrecen más de 600 carreras de estudios profesionales a unos 53.000 estudiantes en total.

En el marco de los festejos de su 670 aniversario, la Universidad Carolina prepara para el mes de mayo una exhibición denominada ‘La Universidad y la República: 100 años – 100 artículos – 100 historias’. Con esta actividad desea rendir homenaje al centenario de la fundación de la República Checoslovaca independiente y recordar a la vez la estrecha participación del centro docente, sus profesores y estudiantes, en los más importantes acontecimientos de la historia nacional. La exposición será inaugurada el 9 de mayo en el edificio histórico de la Universidad, el Carolinum, y se prolongará hasta el 1 de septiembre.

Cada domingo podrán votar y escoger entre cinco canciones que iremos presentando a lo largo de la respectiva semana. (Más)