La torre con el reloj astronómico en Praga se cierra a los turistas

La torre del Viejo Ayuntamiento (Staroměstská radnice) en Praga, con el reloj astronómico, se cerrará a los turistas a partir de abril próximo por un año y medio aproximadamente. El motivo es su necesaria restauración general, cuyos preparativos ya están en marcha.

La torre del Viejo Ayuntamiento en Praga, foto: Miloš Solař, NPÚLa torre del Viejo Ayuntamiento en Praga, foto: Miloš Solař, NPÚ El Viejo Ayuntamiento de Praga, situado en la Plaza de la Ciudad Vieja (Staroměstské náměstí), data del siglo XV y es uno de los mayores atractivos de la capital checa. A los turistas les atrae tanto el reloj astronómico local que ofrece un atractivo espectáculo, como la propia torre, desde cuya azotea se ofrece una hermosa vista panorámica de Praga. Durante el año 2016 unos 870.000 turistas visitaron el Viejo Ayuntamiento, sin contar a las personas que desde afuera siguieron la aparición de los apóstoles en las ventanillas de la torre cada hora en punto.

La torre del histórico edificio, incluido en el Patrimonio Cultural de la Humanidad, de la UNESCO, requiere un amplio retoque, ya que desde hace 30 años no se había procedido en ella a ninguna labor de reconstrucción. En la primera etapa, que comenzará en abril próximo, será restaurada la galería en lo alto de la torre. Hay que reparar las paredes, cubiertas de diversas pintadas escritas o grabadas en ellas por los turistas, reparar las grietas en las paredes e instalar una nueva barandilla, más alta y segura.

En la segunda fase, que debería ser iniciada en diciembre próximo, será remodelada la capilla de la torre, cuyo balcón fue destruido por una bomba durante la Segunda Guerra Mundial, según señaló para la Televisión Checa Vít Hofman, portavoz de la Alcaldía Mayor de Praga.

Vít Hofman, foto: ČTVít Hofman, foto: ČT ”El mirador fue reparado después de la guerra con utilización de las piedras originales que habían quedado en el lugar. Sin embargo, la estática de este balcón está seriamente alterada actualmente por lo que no se puede permitir la entrada a él de ninguna persona. En las paredes es posible ver grietas y roturas que van a lo largo de toda la pared desde el techo hasta el piso”.

Paso seguido habrá que reparar los techos de pizarra, para que el agua de las lluvias no dañe las partes ya reconstruidas de la torre, como apuntó Vít Hofman.

”Se trata de la reconstrucción de los techos del piso que se encuentran encima de la galería de la torre. Más arriba se encuentra el campanario con las campanas, cuyo sonido acompaña cada hora el espectáculo del reloj astronómico. Las manchas de agua que se pueden ver en las paredes de este piso y en los propios techos, testimonian que el agua penetra acá”.

Foto: Kristýna MakováFoto: Kristýna Maková La reconstrucción de la torre del Viejo Ayuntamiento de Praga culminará con el retoque del reloj astronómico. El comienzo de estas labores está previsto para febrero del próximo año, cuando un grupo de especialistas descompondrá en partes el mecanismo del reloj para poder restaurarlas, según sostiene el maestro relojero, Petr Skála.

”Nuestro objetivo es recuperar el funcionamiento del mecanismo original del reloj. Para ello tendremos que eliminar algunas piezas que fueron utilizadas durante los retoques anteriores, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial, y sustituirlas por otras, que se asemejen a las originales. Cambiará por ejemplo el mecanismo de mando del reloj, pues aplicaremos la forma original, cuando para dar cuerda al reloj había que poner a mover unas ruedas especiales”.

El coste de la reconstrucción de la torre del Viejo Ayuntamiento de Praga se calcula en alrededor de 1.780.000 euros. A fin de no desanimar a los turistas cuando la torre estará cerrada y el reloj puesto fuera de funcionamiento, se efectuarán proyecciones laser en los andamios que acercarán los detalles del reloj. El revestido reloj astronómico volverá a deleitar al público en junio de 2018.