La Policía checa desarticuló a una banda de narcotraficantes

La Central Nacional Antidrogas detuvo e imputó a 60 personas supuestamente involucradas en tráfico de drogas a Australia, a donde podrían haber llevado cientos de kilogramos de estupefacientes ilegales.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo Un grupo de 60 personas, de las cuales la gran mayoría eran mensajeros y unos cuantos organizadores, fue detenido por la Policía checa a causa de haber transportado grandes cantidades de drogas a Australia.

Según sostiene el director de la Central Nacional Antidrogas, Jakub Frydrych, se podría tratar de hasta cientos de kilogramos de cocaína y heroína.

Los traficantes montaron una agencia de viajes, que simulaba organizar vacaciones en Australia para parejas, que posteriormente viajaban haciendo escala Estados Unidos o Tailandia, lo que dependía del tipo de droga en cuestión, explicó Frydrych.

“Viajaban a Estados Unidos, donde recibieron la carga de drogas. En este caso se trataba de cocaína. Si se transportaba heroína, iban por Tailandia. De ahí luego continuaban rumbo Australia”.

Jakub Frydrych, foto: Filip Jandourek, ČRoJakub Frydrych, foto: Filip Jandourek, ČRo La red de personas involucradas tenía una estructura piramidal. Según comentó la Policía, los mensajeros recibían cuatro maletas y un teléfono. Cuando hacían la escala, se procedía al cambio de maletas, que eran sustituidas por otras, llenas de droga.

El coste de tal operación era de unos 24.000 euros. Una tercera parte de ello cubría los pasajes, solo unos seis mil euros iban para el mensajero, y el resto se lo repartían los organizadores.

Desde el punto de vista de los mensajeros se trataba de una acción de mucho riesgo. Por ejemplo en Tailandia se puede recibir cadena perpetua, y hasta la pena capital por narcotráfico.

El director de la Central Antidrogas habló sobre el origen de los detenidos.

“En lo que se refiere a los mensajeros, eran 54 y procedían exclusivamente de Chequia. De los seis organizadores hay cinco checos y un vietnamita”.

Una pareja de mensajeros transportó en un viaje unos 20 kilogramos de droga. Durante los nueve años de funcionamiento de la organización hicieron por lo menos 38 viajes, o sea, transportaron alrededor de 780 kilogramos.

Foto ilustrativa: Kristýna MakováFoto ilustrativa: Kristýna Maková La Central Nacional Antidrogas colaboraba en el caso con la Administración para el Control de Drogas estadounidense y con la Policía Federal de Australia. Los primeros mensajeros fueron detenidos en 2016 en Australia, donde algunos de ellos recibieron condenas de siete a nueve años de prisión.

La organización transportaba la droga a Australia y hasta a Nueva Zelandia, ya que allí se vende por un precio hasta 18 veces superior en comparación con Europa.

La Policía checa ha tenido un año exitoso también en lo que se refiere a combatir la producción de sustancias prohibidas. En 2017 confiscó más de una tonelada de marihuana y descubrió 305 lugares de su cultivo y 264 productoras de metanfetamina.