La ocupación de Checoslovaquia de 1968 en las fotos de Josef Koudelka

Las fotografías de los tanques soviéticos en las calles de Praga en agosto de 1968 dieron vuelta al mundo. Su autor, Josef Koudelka cumple 80 años de edad este miércoles.

Josef Koudelka, foto: Štěpánka BudkováJosef Koudelka, foto: Štěpánka Budková Josef Koudelka, miembro de la conocida agencia profesional Magnum Photos, es considerado uno de los mejores fotógrafos profesionales del mundo. Fue gracias a sus instantáneas de Praga, invadida por los tanques soviéticos y las tropas del Pacto de Varsovia el 21 de agosto de 1968, que su trabajo llegó a ser apreciado fuera de las fronteras de Checoslovaquia.

Mucho más tarde, en una entrevista para la Radiodifusión Checa, Koudelka recordó aquellos acontecimientos que por muchos años hicieron cambiar el ambiente político en este país.

”Puedo decir que, tomando en cuenta que la desgracia ya había ocurrido, tuve la suerte de que estuve allí, en el centro de los acontecimientos y que pude tomar fotos para documentar lo que estaba pasando. Sin pensarlo mucho cogí las cámaras fotográficas que tenía y me dirigí hacia el edificio de la Radio, recordando que en 1945 fue allí donde se produjeron los mayores enfrentamientos contra los nazis. Llegué frente a la Radio temprano en la madrugada, estaba oscuro todavía, pero había allí ya mucha gente”.

Foto de la exhibición de Josef Koudelka: Štěpánka BudkováFoto de la exhibición de Josef Koudelka: Štěpánka BudkováPrecisamente junto al edificio de la Radiodifusión Checoslovaca y en sus cercanías, junto al Museo Nacional, se produjeron los sucesos más trágicos y dramáticos de la ocupación soviética de Praga de 1968. La Radio emitió entonces un llamamiento a la población, pidiendo que regresaran todos a casa.

Sin embargo, pocas personas reaccionaron a ese llamamiento, nadie entendía por qué los ‘aliados’ llegaron para acabar con el proceso democratizador de la ‘Primavera de Praga’. Josef Koudelka trató de reflejar el complejo ambiente en sus instantáneas, como recordara.

“Yo estaba convencido curiosamente de que nada malo podía pasarme. Quizás gracias a eso mis tomas resultaron distintas a las de otros fotógrafos. Pero fue un trabajo muy fácil, lo peor es cuando no pasa nada. Eso sí, tuve que correr de un lugar a otro y reaccionar a todo lo que pasaba a mi alrededor. Y pasaban tantas cosas que logré llenar unos 200 carretes fotográficos”.

Foto de la exhibición de Josef Koudelka: Štěpánka BudkováFoto de la exhibición de Josef Koudelka: Štěpánka BudkováEn el curso de 10 días Koudelka logró hacer unas 10.000 instantáneas, para salir posteriormente del país con sus fotografías y publicarlas en el extranjero, aunque bajo otro nombre. Por temor a la eventual persecución de sus padres, que se quedaron en Checoslovaquia, reconoció hasta en 1984 ser autor de esas instantáneas. Pasaron otros seis años para que sus fotografías pudiesen ser publicadas en su país de origen. Además, las mejores fotos de la ocupación de Praga en agosto de 1968 fueron publicadas hace 10 años en un libro titulado ‘Invasión 68’.

Después de los cambios democráticos en Checoslovaquia de noviembre de 1989, Josef Koudelka regresó a su país. Aunque, siendo un aventurero y trotamundos, como él mismo confiesa, actualmente vive entre Chequia y Francia, y en los últimos años viaja por el mundo y se dedica sobre todo a fotografiar paisajes devastados por la actividad del hombre.

Más de 500 fotografías regaló Koudelka en el año 2013 al Museo de Artes y Oficios de Praga, institución que para este año prepara una exhibición retrospectiva de los trabajos del fotógrafo checo, que este miércoles cumple 80 años de edad.