La ley antitabaco cumple seis meses y ya la quieren suavizar

La ley antitabaco empezó a regir en Chequia hace seis meses, pero ya los legisladores barajan la posibilidad de aplicar una enmienda para suavizarla.

Foto: Pixabay / CC0Foto: Pixabay / CC0 La República Checa ha sido uno de los últimos países europeos en aprobar una ley antitabaco. Después de una serie de desaciertos con normativas desfavorables para los no fumadores, se aplicó una ley que sacó por completo el humo del cigarrillo de todos los restaurantes y lugares públicos.

Los legisladores que integran la nueva Cámara Baja ya han empezado a debatir sobre posibles enmiendas que ayuden a suavizar la regla establecida.

El opositor Partido Cívico Democrático ha estado en contra de la ley desde un principio. Marek Benda, diputado por dicha formación se presenta como uno de sus mayores detractores y espera conseguir cambios, según dijo a la TV Checa.

“Me resulta difícil decir con exactitud cuál será la actitud de los 122 diputados nuevos. No obstante, partiendo de los programas de los partidos políticos y de lo expresado por algunos, tengo la sensación de que existe un deseo mayor de suavizar la ley antitabaco, a diferencia de la situación anterior a las elecciones”.

Marek Benda, foto: Filip Jandourek, ČRoMarek Benda, foto: Filip Jandourek, ČRo A favor de la enmienda se han expresado algunos legisladores comunistas, el Partido de los Piratas y los del radical Partido de la Libertad y la Democracia Directa.

El posible candidato a próximo ministro de Salud, Adam Vojtěch, estima que la ley aprobada necesita todavía de tiempo para conocer su alcance, y hace énfasis en que leyes similares han arrojado buenos resultados en otros países.

“Es demasiado pronto para evaluar las consecuencia de la ley. Si miramos, por ejemplo, hacia Gran Bretaña, la ley antitabaco rige ahí ya 10 años, y los beneficios son evidentes. Se ha reducido el número de fumadores, tanto adultos como menores de edad, mueren menos personas a raíz de infartos y derrames cerebrales. Creo que deberíamos esperar todavía para analizar las consecuencias”.

Adam Vojtěch, foto: Ana BriceñoAdam Vojtěch, foto: Ana Briceño El jefe de la bancada parlamentaria del democristiano Partido Popular, Jan Bartošek, considera que lo que está ocurriendo con esta ley pone en evidencia los problemas que afectan al sistema político y jurídico del país.

“El mayor defecto del sistema jurídico checo es que aprobamos una ley, y medio año después sentimos la necesidad de enmendarla”.

A pesar de que las encuestas indican que el 80% de la población está a favor de la ley antitabaco, los que abogan por suavizarla sostienen que la medida ha representado un duro golpe para los dueños de bares y cervecerías, que ha perdido clientes.

Los Piratas argumentan que la norma ha sacado a los fumadores a la calle, y que esto ha generado un nuevo problema que afecta a los vecindarios donde se encuentran los bares, ha aumentado el ruido y las colillas inundan las aceras.

Los promotores de la ley insisten en que la salud deber estar por encima de los intereses comerciales y han anunciado que seguirán dando batalla.