La lancha de Ai Weiwei en Praga refleja la tragedia de los refugiados

El destacado artista chino Ai Weiwei inauguró en Praga este jueves su última obra monumental, que dedicó a la Galería Nacional checa. El tema de la instalación es la crisis migratoria, representada por una enorme lancha a cuyo bordo se encuentran 258 figuras de refugiados. A partir de este viernes este trabajo de Ai Weiwei es presentado al amplio público.

‘Ley del Viaje’, foto: ČTK‘Ley del Viaje’, foto: ČTK Desde hace dos años el artista chino Ai Weiwei centra su atención en el tema de los refugiados y a través de las redes sociales informa de sus actividades en este sector al mundo entero. Al inaugurar este jueves en Praga su nueva obra dedicada también a la crisis migratoria, Ai Weiwei recalcó que confía en la fuerza del arte y que desea ser la voz de los miles de refugiados.

La instalación que Ai Weiwei dedicó a la Galería Nacional de Praga se denomina ‘Ley del Viaje’ y tiene la forma de una gigantesca lancha de 70 metros con 258 refugiados a bordo que emprenden ese peligroso viaje por el mar en busca de una vida mejor.

La cantidad de las figuras en la lancha tiene muchas connotaciones, por ejemplo, es el número de la casa del artista en Beijing. Los rostros de las figuras hechas de goma son lisos, no tienen ojos, nariz ni boca, con lo que el autor quiso expresar que así los ve el mundo Occidental, como personas sin nombre, identidad ni vivencias.

Ai Weiwei, foto: Ai Weiwei Studio / Galería Nacional de Praga Ai Weiwei, foto: Ai Weiwei Studio / Galería Nacional de Praga Como dijo Ai Weiwei al presentar su trabajo en Praga, la goma que usó en su realización venia de China, y también reflejaba la situación de los refugiados.

"Trabajamos con una fábrica para hacer esto. La mejor fábrica de barcas. Les preguntamos a dónde vendían las barcas, porque de pronto estaban vendiendo muchas barcas, y dijeron que a Turquía. Vemos cientos de miles de barcas viniendo, y provienen de China. Así que tuvimos a la misma empresa para hacer este trabajo".

Ai Weiwei sostuvo que este trabajo le ayudó a entender cómo viven los refugiados en todo el mundo, sus problemas y esperanzas. El artista visitó varios centros para refugiados y su experiencia la plasmó en su ‘Ley del Viaje’. Ai Weiwei comparte la opinión de que la crisis migratoria es una gran tragedia, e insiste en la importancia de ayudar a los refugiados. El artista dice que el manejo que hace Europa de la crisis migratoria provoca preguntas importantes sobre los valores del continente.

"Si vemos a alguien que ha sido víctima de la guerra o está tratando de encontrar desesperadamente un lugar tranquilo... si no aceptamos a esa gente, el verdadero reto y la verdadera crisis no concierne a la gente que siente el dolor, sino más bien a la gente que rechaza reconocerlo, o finge que no existe. Eso es al mismo tiempo una tragedia y un crimen. Creo que es inmoral que la gente afortunada no ayude a los demás".

La ‘Ley del Viaje’ se puede ver en el Palacio Ferial, en Praga, una de las sucursales de la Galería Nacional, hasta comienzos de 2018. Ai Weiwei expone en la capital checa también otros cinco proyectos de menores dimensiones, que realizó en el pasado.

‘El Zodíaco’ de Ai Weiwei en Praga, foto: Miroslav Krupička‘El Zodíaco’ de Ai Weiwei en Praga, foto: Miroslav Krupička El artista chino se presentó en Praga por primera vez el año pasado, con su instalación ‘El Zodíaco’, compuesta por doce esculturas de bronce inspiradas en las piezas del Círculo de animales del zodíaco y que es una crítica de la intervención europea contra China en el siglo XIX.

Varios otros museos de Europa y Estados Unidos manifestaron interés por la instalación temporal de la ‘Ley del Viaje’, dedicada a la Galería Nacional de Praga, según sostuvo el director de esta institución, Jiří Fajt. Se está viendo la posibilidad de prestar la obra, después de terminar su exhibición en la capital checa, a Bruselas o Nueva York, pero todo dependerá de las condiciones para la instalación de una obra de tan grandes dimensiones.

La Galería Nacional de Praga está interesada en mantener una estrecha colaboración con Ai Weiwei. Las instalaciones de ese artista chino podrían enriquecer también las colecciones de otras dependencias de la institución de artes checa.