La Embajada de Perú inaugura una exposición de láminas sobre el Perú incaico

La embajadora de Perú Liliana Torres-Muga ha inaugurado una exposición que alberga 32 láminas sobre el Imperio Inca. La colección forma parte de la obra del peruano indígena Felipe Guamán Poma de Ayala y podrá visitarse en la Facultad de Filosofía de la Universidad Carolina de Praga durante los próximos 30 días.

Autorretrato de Felipe Guamán Poma de Ayala, foto: public domainAutorretrato de Felipe Guamán Poma de Ayala, foto: public domain El cronista Guamán Poma de Ayala nació en el siglo XVI en Ayacucho, Perú, en el seno de una familia indígena. A muy temprana edad abandonó su hogar para visitar el Imperio Inca durante más de 30 años. El fruto de esta aventura fue una extensa obra de más de 1.200 páginas y 380 dibujos sobre diferentes aspectos de la sociedad inca y del colonialismo español en su territorio.

La colección recoge una muestra de toda la obra, resumida en 32 láminas de gran tamaño. La Embajadora de Perú en la República Checa, Liliana Torres-Muga, presentó las ventajas de exponer estos dibujos en la Facultad de Filosofía de la Universidad Carolina, la casa de la cultura universal.

“Es importante que los alumnos que estudian América Latina y que estudian esta época de las relaciones entre España y el Perú incaico, puedan conocer la opinión de un autóctono que fue pintando durante 30 años todos estos testimonios de vida que encontró y de relaciones que había entre los españoles y los indígenas”, dijo la embajadora

Liliana Torres-Muga, foto: YouTubeLiliana Torres-Muga, foto: YouTube La crónica está escrita en español y quechua y se divide en dos piezas, “Nueva Crónica del Perú” y “Buen Gobierno”. En la primera se recogen aspectos de la vida cotidiana de los incas como sus reglas, costumbres, canciones o ritos funerarios. Por su parte, el texto del “Buen Gobierno” contiene una serie de consejos que Poma de Ayala realizaba al gobierno colonial para la buena administración del territorio conquistado. Las peticiones se basaban fundamentalmente en que el gobierno español se informara debidamente sobre el Imperio Inca, incorporase a incas a la administración e intentaran adaptar la cultura europea al nuevo mundo conquistado.

El fin de Felipe Guamán era enviar estas palabras al Rey Felipe III de España, pero no hay evidencias sobre su recepeción por parte del monarca. La obra estuvo desaparecida varios siglos hasta que a finales del siglo XIX fue descubierta en la Real Biblioteca de Copenhague. Esta colección se considera una fuente histórica indispensable sobre el colonialismo español. La obra fue expuesta en Polonia el mes pasado y viajará a más ciudades del continente europeo, según explicó Torres-Muga.

Primer nueva corónica y buen gobierno, foto: public domainPrimer nueva corónica y buen gobierno, foto: public domain “El gobierno de Perú está haciendo esta exposición itinerante y acaban de presentar esta exposición en Polonia con mucho éxito. Nos han mandado los 33 pósters gigantes para presentarlos acá. Dentro de un mes estarán pasando a otra ciudad europea aún por definirse.”

Al acto de inauguración también acudió el Catedrático de Asuntos Hispanoamericanos Josef Opatrný, que realizó un recorrido a lo largo de la historia de las relaciones checo-peruanas. El catedrático aprovechó para recordar que en 2017 se cumplirán casi 100 años de relación entre ambos países.

“Praga es una ciudad que siempre tuvo unas relaciones muy buenas con Perú, las relaciones históricas, ya desde el siglo XVIII. Pero naturalmente, el gran auge de las relaciones llegó a principios del siglo XX cuando Checoslovaquia estableció las relaciones diplomáticas con Perú y siempre tenemos relaciones muy buenas.”, explicó.

Estas relaciones se interrumpieron durante la Segunda Guerra Mundial, hasta que en 1942, tras la Conferencia de Río de Janeiro, Perú reconoció al gobierno checo exiliado en Londres. A pesar de esta reanudación, tras la guerra volvieron a romperse debido a que cada país se encontraba bajo la influencia de dos potencias mundiales enfrentadas: Estados Unidos y la Unión Soviética.

Josef Opatrný, foto: Ana BriceñoJosef Opatrný, foto: Ana Briceño Con la caída del muro de Berlín, las relaciones entre Perú y la República Checa volvieron a establecerse con más fuerza, incorporándose el contacto cultural a sus relaciones diplomáticas, según expresaba Opatrný.

“Estas relaciones naturalmente tuvieron sus matices, pero es verdad que durante los últimos 30 años surgieron muy fuertemente las relaciones académicas. Entonces presentar a nuestros estudiantes esta obra famosa de Guaman Poma de Ayala es una gran oportunidad para ellos.”

La Embajada de Perú y la Universidad Carolina esperan que la exposición sea muy visitada y consiga el éxito obtenido en Polonia. A través de ella, los estudiantes checos interesados en la cultura hispanoamericana podrán acercarse a la cultura inca a través de los dibujos realizados por el cronista Poma de Ayala.