La demanda y producción de autos caen en Europa y Chequia

Renault, Fiat, Peugeot y otros fabricantes europeos de automóviles han anunciado que la producción de coches ha caído notoriamente los últimos meses. La razón se debe a la poca demanda. Entre las compañías perjudicadas también está Škoda Auto, una de las principales empresas checas.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea La crisis de la eurozona ya se ha extendido a la economía real y se hace sentir también en uno de los mercados más importantes del continente, el automovilístico. Como lo temían los especialistas, tanto la producción como la demanda de coches están disminuyendo en Europa.

Para Petr Gapko, economista del GE Money Bank en Praga, es necesario tomar medidas concretas al respecto y no esperar que la situación siga empeorando, como dijo en declaraciones a la Radiodifusión Checa.

Petr GapkoPetr Gapko “La crisis económica está afectando, sin duda, el mercado automovilístico y si los fabricantes de autos señalan que la demanda está disminuyendo, sin duda es necesario reducir la producción y no entrar en una situación similar a la de hace unos años, cuando las tiendas estaban llenas de vehículos, pero la demanda no existía y tuvo que ser estimulada con medidas tales como la chatarra, por ejemplo”, dijo el economista.

Según el influyente periódico económico inglés Financial Times, la demanda de vehículos seguirá bajando durante el próximo año en la Unión Europea. De ser así, esto podría tener un impacto negativo muy significativo en la República Checa, comentó el economista Petr Gapko.

“Si la disminución en la demanda y producción es muy grande en la eurozona y en el país, debido a la crisis, ello podría conducir a la República Checa a una recesión. La producción de vehículos y las cadenas de los subcontratistas forman la mitad de nuestra industria. Y como lo único que actualmente mantiene nuestra economía es la industria, el impacto sería fundamental”, agregó Gapko.

Otros de los sectores amenazados por la situación actual es el de la construcción, enfatizó el analista Petr Gapko.

“La construcción está mal desde la ultima recesión, y no solo en Chequia, en todo el mundo. Los gobiernos limitan radicalmente las inversiones en infraestructuras, como en la construcción de autopistas, ferrovías y puentes, por ejemplo. Y por eso la construcción sufre”, puntualizó.

Para finalizar diciendo que otra recesión sería catastrófica para el país.