La Crónica Nacional guarda los recuerdos de los ciudadanos

Ser el mayor archivo de los acontecimientos de significado nacional o personal. Ése es el objetivo de la Crónica Nacional checa.

Foto: Andrea Zahradníková, ČRoFoto: Andrea Zahradníková, ČRo Los cambios registrados en alguna ciudad del país a lo largo de los años, recuerdos sobre una fiesta de boda, o del nacimiento de los hijos en una familia. Todo esto y mucho más, podría contener la Crónica Nacional que con ayuda de los ciudadanos va surgiendo poco a poco en la República Checa.

El proyecto nació hace cinco años por iniciativa del movimiento Carta 77, en colaboración con el Museo Nacional de Praga. Hasta el presente se logró reunir unas 10.000 contribuciones en forma de recuerdos, acompañados frecuentemente de fotografías o documentos de la época abordada, según comentó para la Radiodifusión Checa Kateřina Sodomková, portavoz del proyecto Crónica Nacional.

“En Carta 77 tenemos un proyecto que se denomina ‘Senzační senioři’ (Excelentes personas de la tercera edad). Nuestro objetivo fue que se conozca más a esas personas que desean seguir activas independientemente de su edad. Quisimos que la sociedad sepa de las muchas actividades que desarrollan esas personas. Así fue cómo surgió el proyecto Crónica Nacional, que pretende reunir recuerdos y vivencias personales”.

Kateřina Sodomková, foto: LinkedIn de Kateřina SodomkováKateřina Sodomková, foto: LinkedIn de Kateřina Sodomková Cualquier ciudadano puede enviar su contribución a la crónica a través de una aplicación en Internet o dirigiéndose a sus organizadores. La participación de los ciudadanos en la Crónica Nacional llega a ser una valiosa fuente de evaluación de diversos acontecimientos históricos desde varios ángulos, afirma Kateřina Sodomková.

”Vuestros propios hijos pueden hacerles preguntas sobre el pasado, o pueden pedirle a su abuelo que les cuente historias del pasado, y anotarlas o grabarlas. Esas vivencias suelen ser a menudo una interesante fuente de información sobre diversos sucesos de la historia nacional. Los contribuidores pueden acompañar los relatos con fotografías, pueden hacer entrevistas a otras personas. Y el que quiera puede conocer esas historias a través de la página web del proyecto”.

Una de las colaboradoras de la Crónica Nacional es la señora Ludmila Suchá, de la ciudad de České Budějovice, Bohemia del Sur, quien aplaude el proyecto.

Foto: Václav Malina, ČRoFoto: Václav Malina, ČRo”A mí me gusta mucho conversar. Compartir e intercambiar con alguien las ideas puede enriquecer a uno. Claro, no todo lo que uno dice resulta interesante para los demás. Pero si al menos uno de nuestros cuentos interesara a alguien y esa persona llega a reflexionar sobre el tema, personalmente lo consideraría positivo y me diría a mí misma que valió la pena”.

El patrono del proyecto de la Crónica Nacional es el historiador, escritor y guionista, Zdeněk Mahler, quien destacó que la Crónica Nacional puede ayudar a un mejor entendimiento generacional. “Nosotros sabemos lo que es la juventud, pero los jóvenes todavía no saben lo que es la vejez. A lo mejor nos presten oído y gracias a este proyecto no cometan los mismos errores que nosotros. Y si éste fuera el único aporte de la Crónica, valdría la pena hacerla”.

Las contribuciones de los ciudadanos a la Crónica Nacional son presentadas frecuentemente a la opinión pública en exposiciones, en grandes paneles. Estas se efectúan en diferentes ciudades del país y se celebran tanto al aire libre como en las sedes de instituciones públicas. La más reciente tuvo lugar a finales de octubre en la ciudad de Brno.