Kuks recibe el galardón cultural europeo más prestigioso

El recinto del hospital barroco de Kuks fue galardonado con el premio más prestigioso del patrimonio cultural a nivel europeo en la gala efectuada en la ciudad finlandesa de Turku. El área checa figura entre los siete lugares del Viejo Continente premiados con Europa Nostra, destinado a los mejores proyectos de protección de monumentos históricos.

Kuks, foto: página web oficial del proyecto Revitalizace KuksKuks, foto: página web oficial del proyecto Revitalizace Kuks La República Checa consiguió un logro histórico gracias al recinto de estilo barroco de Kuks, situado cerca de la frontera septentrional del país.

La renovación del recinto de Kuks se impuso entre otros 200 proyectos europeos. El jurado lo calificó de ejemplar por su labor interdisciplinaria, según acentuó la directora de la Oficina Nacional de Monumentos (NPÚ), Naďa Goryczková.

“Para Kuks es un reconocimiento muy importante. Creo que ha logrado el galardón precisamente por haber abarcado su renovación de manera tan compleja”, dijo.

El recinto de Kuks surgió a fines del siglo XVII como una majestuosa residencia con balneario promocionada por el conde František Antonín Špork, que se proponía crear allí un palacio parecido a Versalles.

Además del balneario y el palacio, el recinto acogía albergues para huéspedes, iglesia, ópera, biblioteca, reloj astronómico, etc.

Es por primera vez que un proyecto cultural checo recibe el premio Europa Nostra, que suele ser comparado con los Óscar del mundo del cine.

Sin embargo, tras la muerte del conde Špork el recinto comenzó a decaer. El balneario dejó de funcionar en el siglo XVIII, mientras que el palacio original fue derrumbado en 1901 tras sufrir un incendio. Hasta la fecha se ha conservado solo la iglesia de la Santísima Trinidad y el hospital que acogía a los veteranos de guerra y ancianos.

Se trata de apenas una parte del extenso recinto, pero el edificio es tan monumental que muchos visitantes lo confunden con el palacio original.

El área se iba desmoronando hasta que hace cuatro años fue iniciada su renovación, que en 2015 posibilitó su reapertura al público, según contó entonces a Radio Praga el administrador Libor Švec.

Kuks, foto: página web oficial del proyecto Revitalizace KuksKuks, foto: página web oficial del proyecto Revitalizace Kuks “Renovamos tanto los interiores, como las fachadas, y los exteriores, incluido el patio y los jardines, que vuelven a su propósito original de un jardín de cultivo. Tenemos aquí 144 parcelas con hierbas. Hay huertos con viejas especies de manzanos, cerezos, perales, nísperos y membrillos. Uno puede visitar Kuks una vez como exposición, pero vale la pena pasear por los jardines a lo largo de todo el año”, indicó.

El recinto de Kuks goza de un interés enorme por parte de los visitantes tras su reapertura y cuenta con un número de turistas equiparable con los puntos de interés más destacados del país, como el castillo de Karlštejn y el palacio de Hluboká.