Juntos en el centenario de Checoslovaquia

Chequia y Eslovaquia festejarán en conjunto el centenario de Checoslovaquia. Así se acordó el lunes en Lednice.

Robert Fico, Bohuslav Sobotka, foto: ČTKRobert Fico, Bohuslav Sobotka, foto: ČTK En el palacio de Lednice, en el sur de Moravia, se efectuó este lunes una reunión conjunta de los Gobiernos de la República Checa y Eslovaquia. Los primeros ministros de los dos países, Bohuslav Sobotka y Robert Fico, respetivamente, apreciaron el alto nivel de las relaciones bilaterales. El jefe del Gobierno checo indicó que su colaboración ayuda a estabilizar la situación en toda Europa Central.

Sobotka y Fico acordaron festejar en conjunto en Praga el 28 de octubre de 2018 el centenario de la fundación de la República Checoslovaca independiente, y dos días más tarde reunirse en la ciudad eslovaca de Martin, según informó Robert Fico.

”Es nuestra obligación aprovechar el próximo año, que será exclusivo, para dos cuestiones. En primer lugar para una presentación perfecta de la República Checa y la República Eslovaca en el exterior y, simultáneamente, para reafirmar la calidad de nuestras relaciones bilaterales”.

El jefe del Gobierno checo, Bohuslav Sobotka, acotó que las dos partes desearían que en los festejos del centenario de la Checoslovaquia independiente coparticiparan también otros países.

”Desearíamos que en los festejos colaboraran los países que hace 100 años respaldaron activamente la creación de la Checoslovaquia independiente. Por ejemplo Francia, Estados Unidos y Gran Bretaña”.

Robert Fico, Bohuslav Sobotka, foto: ČTKRobert Fico, Bohuslav Sobotka, foto: ČTK Chequia y Eslovaquia quieren asimismo impulsar la convocatoria de una cumbre comunitaria sobre la doble calidad de los productos alimenticios en el mercado europeo. Fico informó que la cumbre extraordinaria de Bratislava está prevista para octubre próximo, al tiempo que recordó que sobre la calidad de los alimentos debatirán los eurocomisarios, así como representantes de los parlamentos y los gobiernos de los países de la Unión Europea, sin olvidar las instituciones que representan a los consumidores.

Otro de los temas debatidos fueron las agencias europeas. La República Checa y Eslovaquia prometieron respaldarse mutuamente en sus empeños por conseguir que algunas de esas instituciones, que tras el Brexit abandonarán Londres, trasladen su sede a unos de estos países. Eslovaquia está interesada en la Agencia Europea de Medicamentos y Chequia en la Autoridad Bancaria Europea.

El eventual aumento de los salarios a los educadores sigue abierto

Foto ilustrativa: Digitalwunder, Pixabay / CC0Foto ilustrativa: Digitalwunder, Pixabay / CC0 Tras la reunión gubernamental conjunta sesionó en Lednice el Consejo de Ministros de Chequia. Éste debatió el eventual aumento salarial a los pedagogos y demás trabajadores del sector Educación, pero sin alcanzar avance alguno. Los partidos de la coalición gubernamental no se oponen a incrementar los salarios en el sector, pero no quieren aumentar el déficit en el proyecto presupuestario para el próximo año.

El primer ministro, Bohuslav Sobotka, propuso aprovechar las reservas en el presupuesto de este año para incrementar el salario de los educadores en un 15% a partir de noviembre próximo. A ello se opone el ministro de Finanzas, Ivan Pilný, quien insiste en que faltan recursos también en otros capítulos.

“Registramos un déficit financiero en el transporte, en el Ministerio del Interior. Por ello insisto en que parte de la reserva financiera sea aprovechada para proyectos de inversión”.

El Gobierno checo pretende seguir en el tema de los salarios en Educación el próximo lunes. Mientras tanto, los sindicatos del sector habían adelantado que no pretendían presionar a las autoridades. Sin embargo, en vista de la nueva situación se declararon en alerta de huelga este martes.

A su vez, los ministros respaldaron el propósito del Ministerio de Cultura de convocar a Praga en el año 2022 la Jornada Mundial de la Juventud, organizada por la Iglesia Católica. En el encuentro participarían unos 300.000 jóvenes cristianos de todo el mundo. La candidatura de Praga tendrá que ser analizada por las autoridades del Vaticano.