Johnson en Praga: los derechos de los ciudadanos de la UE estarán garantizados

El ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, asegura en Praga que los tribunales británicos garantizarán los derechos de los ciudadanos comunitarios tras el Brexit.

Boris Johnson y Lubomír Zaorálek, foto: ČTKBoris Johnson y Lubomír Zaorálek, foto: ČTK Durante su visita a Praga, el ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Boris Johnson, aseguró que los ciudadanos checos, y por extensión todos los comunitarios, no tenían que temer una pérdida de derechos tras el Brexit. Así lo afirmó en entrevista a iRozhlas.

“Por lo que respecta a los ciudadanos checos, que hay más de 45.000 en Gran Bretaña, quiero decir claramente que los apreciamos, nos encantan: hacen cosas maravillosas por nuestro país. Queremos proteger sus derechos. Ahora, al igual que en el futuro, sus derechos serán garantizados por los tribunales británicos, que además tomarán en consideración lo establecido por el Tribunal de la Unión Europea”.

Johnson también prometió que Londres no dejaría en la estacada a la Unión Europea por lo que toca al presupuesto comunitario. Tras la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea en 2019 habrá un periodo de transición, y durante este también habrá una contribución financiera, señaló el ministro.

Boris Johnson, foto: ČTKBoris Johnson, foto: ČTK De esta manera, con el Brexit Gran Bretaña saldría inmediatamente de la unión aduanera y el mercado común, pero en otros asuntos, como las subvenciones agrarias, atravesaría un periodo de transición que Johnson calculó en dos años.

El mandatario se muestra convencido de que los británicos que votaron por el Brexit, y que prefieren una salida rápida, comprenderán esta prolongación. En otros asuntos, como la inmigración, el efecto será inmediato, recordó en Praga.

“La fecha concreta para la separación del modelo actual de libre movimiento de personas, y de la emigración de la Unión Europea a Gran Bretaña, sigue siendo el año 2019. Es algo que tenemos que tener claro. El acuerdo con el periodo de transición no se aplica a esto. En el año 2019 los ciudadanos europeos que vivan en Gran Bretaña deberán cumplir las condiciones para poder quedarse en el país y conseguir el estatus de residente”.

Johnson insistió en las buenas intenciones de su país y en la voluntad de Londres de mantener buenas relaciones con la Unión Europea, en un marco incluso superior al de los acuerdos que actualmente mantienen Canadá y Noruega. El compromiso con la seguridad y estabilidad del continente europeo permanecerá, según Johnson, inalterable.