Jára Cimrman, el checo imaginario, celebra 50 años

Hace 50 años se interpretó por primera vez la obra de teatro ‘Akt’, en la que se introducía por primera vez la figura de Jára Cimrman. Este hombre prodigioso, que siempre se menciona pero nunca aparece, pasó pronto al imaginario popular checo, convirtiéndose en uno de sus personajes de ficción más singulares. ‘Akt’, que fue sucedida por hasta 14 obras más, volvió al escenario este domingo con motivo del aniversario.

Zdeněk Svěrák en el papel de Jára Cimrman, foto: Filmové studio BarrandovZdeněk Svěrák en el papel de Jára Cimrman, foto: Filmové studio Barrandov Jára Cimrman es el checo más famoso de todos los tiempos. Su ingenio estuvo detrás de numerosos inventos y su presencia determinó gran cantidad de eventos históricos de entre los siglos XIX y XX. A lo largo de la República Checa encontrarán numerosas referencias a este personaje, desde museos a placas conmemorativas en los lugares donde se sentó a descansar, tuvo una de sus brillantes ideas o se tomó una cerveza.

Solo que realmente Cimrman es un personaje de ficción. Su existencia es una broma mantenida por toda la nación checa, que aquí y allá va inventado nuevas y disparatadas menciones a sus cruciales hazañas, de modo que un turista despistado podría llegar a creer que Cimrman es real.

El busto de Jára Cimrman, foto: Stanislav Jelen, CC BY 3.0 UnportedEl busto de Jára Cimrman, foto: Stanislav Jelen, CC BY 3.0 Unported Este personaje autoirónico, una manera de reírse de la falta de importancia de la nación checa, nació en un programa humorístico de la Radiodifusión Checoslovaca, con guion de Zdeněk Svěrák. Sin embargo el gran público lo conoció en la obra de teatro ‘Akt’, una comedia puesta en escena por lo que más tarde sería el Teatro de Jára Cimrman, del que formaba parte el mismo Svěrák.

El checo prodigioso nunca aparece en carne y hueso, sino que es el pretendido autor de la obra, siendo esta además una excusa para profundizar en el estudio del personaje.

Una obra interpretada centenares de veces

Ahora, 50 años tras el estreno de Akt, y después de que la obra haya sido interpretada más de 750 veces, una nueva puesta en escena sirvió este domingo para celebrar la efeméride. Tras varias décadas la obra ha pasado por varios cambios de reparto, pero sigue siendo básicamente la misma.

Miloň Čepelka, foto: Juan de Vojníkov, Wikimedia CC BY-SA 3.0Miloň Čepelka, foto: Juan de Vojníkov, Wikimedia CC BY-SA 3.0 Por su ausencia de referencias políticas y su neutralidad, las obras de Cimrman son realmente transversales, gustando a gente de diferentes ideologías. Solo una vez la obra ‘Akt’ fue atacada por la censura del régimen comunista, recuerda uno de los miembros de la compañía teatral, Miloň Čepelka.

“Era increíble, el 9 de mayo teníamos que actuar y llegó la prohibición. Nos dijeron que teníamos que cambiarle de nombre. Esto duró dos años y nadie nos dijo por qué. Al final nos enteramos de que había sido un error, que simplemente no tenía que interpretarse el 9 de mayo, porque el título podía interpretarse como una referencia al ‘acto’ de liberación de la República por el Ejército Rojo, que se celebraba ese día”.

En la representación no se vendieron entradas de forma convencional, sino que estas fueron entregadas en sorteo por la Radiodifusión Checa. El interés fue enorme, y de hecho enviaron su solicitud más de 6.000 personas, de las cuales solo unos pocos centenares tuvieron la suerte de poder entrar a ver la obra. Un mérito especialmente grande si tenemos en cuenta que además tuvieron que responder correctamente algunas preguntas sobre la saga teatral de Cimrman. Foto: El Teatro de Jára CimrmanFoto: El Teatro de Jára Cimrman Una de las agraciadas fue Michaela Matějková, que se considera fan del Teatro de Jára Cimrman de toda la vida.

“He crecido con las obras de Cimrman, mis padres me ponían grabaciones de las obras. Ya a los 5 años escuchaba las obras de Cimrman”.

La compañía de teatro de Jára Cimrman ha interpretado hasta el momento 15 piezas teatrales supuestamente escritas por este checo universal, la última ‘Cielo Checo’ (‘České nebe’) en 2008.