Hace 65 años murió Gottwald, el primer presidente de la era comunista checa

Klement Gottwald, el primer presidente checoslovaco comunista y uno de los personajes peor vistos de la historia checa y eslovaca murió hace 65 años.

Klement Gottwald, foto: APF ČRoKlement Gottwald, foto: APF ČRo Hace 65 años, en 1953, murió el primer presidente de la Checoslovaquia comunista, Klement Gottwald. Con cierta ironía podemos decir que en realidad no podría haber elegido mejor fecha, ya que murió a pocos días después del dirigente de la Unión Soviética, Jósif Stalin. Los chistes de que el presidente checoslovaco simplemente no podía seguir viviendo después de haber perdido al gran Jósif Stalin no tardaron en llegar.

La verdad es que la muerte de Stalin tuvo bastante que ver con el fallecimiento de Gottwald. Este tuvo que asistir al funeral de Stalin y viajó en avión, lo que no fue muy buena idea. El dirigente checoslovaco sufría de sífilis y el aneurisma que se le había creado, podía reventarse por los cambios de presión atmosférica.

Cuando volvió a Checoslovaquia, se sentía mal. Sin embargo, ninguno de los recién contratados especialistas soviéticos del equipo médico que habían reemplazado a los médicos anteriores disponía de la anamnesis del presidente.

Otro ejemplo de la dedicación de Gottwald a la causa comunista fue que falleció el mismo día que la mayor figura del movimiento, Karl Marx, quien abandonó el mundo material 70 años antes de él.

Jósif Stalin y Klement Gottwald, foto: ČTJósif Stalin y Klement Gottwald, foto: ČT El funeral de Gottwald fue una oportunidad para llorar de manera organizada, y sobre todo obligatoria. Nos cuenta uno de los testigos.

''Lo anunciaron en la radio de la escuela. Luego el director mandó a todos a participar en el funeral en el Castillo de Praga, donde estaba expuesto su cuerpo. Me acuerdo que hacía un tremendo frío y tuvimos que esperar allí unas cuatro horas en la fila''.

Se llegó a la decisión de embalsamar el cuerpo al estilo Lenin para que los trabajadores puedan decirle adiós cuando tuvieran un día libre. Según la historiadora Jana Čechurová, Klement Gottwald fue el símbolo del estalinismo en Checoslovaquia.

''A diferencia de otros, que capitularon por tener miedo de las represiones contra la nación, Gottwald daba pasos atrás por temor a las represiones contra él. Fue capaz no solo de tolerar, sino también de perseguir a personas, de las que sabía muy bien que no habían hecho nada malo''.

Milada Horáková, foto: Cassius Chaerea, CC BY-SA 3.0 UnportedMilada Horáková, foto: Cassius Chaerea, CC BY-SA 3.0 Unported Miles de personas fueron condenadas a prisión en los procesos políticos durante el gobierno de Gottwald. Hubo más de 230 penas de muerte. Entre ellas también Milada Horáková, acusada de manera falsa de delitos contra el Estado. Gottwald firmó la pena de muerte, a pesar de haber recibido peticiones para que no lo hiciera de Winston Churchill o Albert Einstein. Otra demonstración del deterioro de su personalidad fueron las purgas de los comunistas que hasta entonces habían sido sus más próximos colaboradores y luego fueron condenados a muerte.

Además, alrededor de 80.000 personas fueron enviadas sin juicio a los campos de trabajos forzados.

Hasta el día de hoy no ha sido posible investigar el tema de la vida de Gottwald de manera profunda, ya que no hay acceso a los materiales de los archivos soviéticos. Sin embargo, no es muy probable que su imagen pueda mejorar de manera significativa.

Klement Gottwald (1896-1953)
Político comunista checoslovaco que fue primer ministro (1946-1948) y presidente de la República de Checoslovaquia (1948-1953). Una de las figuras importantes del Partido Comunista desde sus inicios, simpatizante con la política de la Internacional Comunista. Durante la ocupación nazi se exilió en la Unión Soviética. Electo miembro del primer gobierno checoslovaco de posguerra tras las elecciones de 1946, en las cuales los comunistas fueron el partido más votado, Gottwald fue nombrado Primer Ministro. Tras el golpe comunista de 1948 fue elegido Presidente. Leal al estalinismo, dirigió las nacionalizaciones de la industria y la colectivización de la agricultura. Instigó una serie de purgas al estilo de Stalin en las cuales fueron condenados a muerte varios de sus compañeros.