Fin del roaming: las llamadas entre Chequia y España, a precio normal

El roaming acaba esta semana en la Unión Europea, las llamadas entre número telefónicos de entre, por ejemplo, España y la República Checa pagarán la tarifa convencional. Tampoco tendrán un precio mayor los servicios de datos móviles en otros países comunitarios.

Foto: CC0 / PixabayFoto: CC0 / Pixabay Los checos residentes en España y los españoles que viven en Chequia ya no tendrán que recurrir a aplicaciones móviles o el uso de servicios de telefonía por Internet para hablar con sus seres queridos en su país de origen. Desde este 15 de junio entra en vigor la normativa europea que obliga a los teleoperadores a no aplicar tarifas más altas por el uso del teléfono en otro país comunitario. Esto se aplica tanto a las llamadas como a los datos móviles, es decir, el uso de Internet en el teléfono celular.

Se trata de una pieza considerable del mercado. Así por ejemplo, casi 400.000 de los tres millones y medio de clientes de Vodafone usa el servicio de roaming al menos una vez al mes, en el 94% de las veces para llamadas en el seno de la Unión Europea.

Los temores de que, para compensar, las compañías telefónicas vayan a incrementar el resto de tarifas, son infundados, menciona el redactor del diario Lidové Noviny, Jan Klesla.

“Hay que mirar si los operadores están subiendo los precios en otros países, y esto no es así. Los están bajando, y en ningún otro lugar, que yo sepa, amenazan con encarecer el roaming u otros servicios, ya que simplemente no se lo pueden permitir”.

Se espera además que debido al abaratamiento crezca el número de llamadas telefónicas o de uso de datos de los checos en otros países de la Unión Europea, lo que compensaría en parte las pérdidas de las compañías telefónicas.

Por otro lado, los operadores checos temen también la mayor competencia que desde ahora tendrán que afrontar. Las tarifas móviles son en comparación bastante más caras en Chequia que en otros países del entorno. Por ejemplo las tarifas de uso ilimitado cuestan el doble que en el resto de países europeos. Ahora, en teoría, alguien podría comprarse la tarjeta SIM en otro país y usarla en Chequia sin problemas.

De acuerdo con el redactor jefe del portal especializado Mobilenet.cz, esta amenaza no tiene fundamento.

Ahora hay proyectado un mecanismo de seguridad que lo evitará. La tarjeta SIM podrá ser utilizada de forma mayoritaria solo en el país que esté relacionado con el usuario”.

Para el disfrute de las mismas tarifas en Chequia y en otros países de la UE los usuarios no tendrán que realizar ningún ajuste en su teléfono. De momento, como reacción, los operadores móviles han comenzado a ofrecer en condiciones más ventajosas paquetes de uso de roaming en países no comunitarios, tratando de expandir su mercado por ese lado.