Empresarios checos y españoles buscan oportunidades de negocio

Checos y españoles se ayudan de manera mutua para superar dificultades a la hora de montar empresas en el país del otro.

Foto: La Cámara de Comercio Hispano-ChecaFoto: La Cámara de Comercio Hispano-Checa La Cámara de Comercio Hispano-Checa es una plataforma para incentivar el intercambio comercial. La reunión de los integrantes de la Cámara significa por lo tanto sobre todo una oportunidad para compartir experiencias, explica José Luis Atienza de Dorado Tours, una agencia de viajes con sede en Praga desde el año 2003.

''Lo que yo vi importante de la Cámara, desde el primer momento que me lo presentó Guillermo Moreno, fue la posibilidad, por fin después de tantos años, de tener un lugar, o más bien un foro, donde encontrarnos con pequeñas empresas de diferentes países de habla española y compartir nuestras experiencias, hablar un poco sobre cómo construir una sociedad en la República Checa, cuáles son las responsabilidades del administrador, etc. Si tú eres una empresa pequeña, no sabes muy bien a qué bufete de abogados acudir, si te interesa más uno checo que luego te lo traduzcan al español para tu enterarte de lo que estás firmando, o si es directamente un bufete que te va a dar toda la información en español…''.

Foto: La Cámara de Comercio Hispano-ChecaFoto: La Cámara de Comercio Hispano-Checa Otro tema de debate son los recursos humanos. José Luis Atienza sostiene que a uno le puede resultar difícil trazarse una política económica efectiva. También aquí puede ayudar la Cámara.

''Luego el tema de los recursos humanos es un tema bastante complicado en los países en los cuales el desempleo es mínimo. Quiere decir que nunca tienes claro cuál es el coste óptimo del personal que querías contratar. Puedes desfalcarte con el personal y como pasó aquí a mucha gente, quebrar en dos meses, o por otro lado ir a lo mejor a mirar el euro con el personal y nunca desarrollar esta empresa porque el personal no es lo productivo que tú esperas''.

Hana Slavíčková es una de los integrantes de la Cámara de Comercio desde su inicio. Entró como intérprete y traductora y trabajó 22 años en España en el bufete de abogados checo-español Moreno Vlk. Luego regresó a la República Checa y construyó unos apartamentos de lujo en la ciudad de Prachatice. Gracias a los contactos de la Cámara, los apartamentos se vuelven populares entre los clientes españoles.

Foto: La Cámara de Comercio Hispano-ChecaFoto: La Cámara de Comercio Hispano-Checa ''La Cámara nos ayuda a ponernos en contacto con empresas españolas que tienen sus oficinas y gerentes aquí en la República Checa. Son personas que quieren conocer también las partes de Chequia menos conocidas y nosotros les podemos ofrecer la comunicación en español e incluso los productos españoles. Fue mediante la Cámara de Comercio como hicimos un contrato por ejemplo con la empresa El Olivar, que nos abastece de aceite''.

La Cámara de Comercio Hispano-Checa fue fundada en 2003. Se trata de un espacio para empresarios vinculados a dichos países, que sirve sobre todo para superar las diferencias socio-económicas y culturales que suelen enfrentar los hispanohablantes en la República Checa y viceversa. Es una organización sin ánimo de lucro que tiene su sede en Madrid y dos filiales en Praga y Valencia.