El teatro de marionetas checo inscrito en la Lista de la UNESCO

El teatro de marionetas checo y eslovaco han sido inscritos en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO. Dicho arte se suma así a la rumba cubana y la tradición cultural cervecera en Bélgica, entre otros, recientemente incluidos en la lista por el comité especial de dicha organización en su sesión efectuada en la capital etíope, Adis Abeba.

Spejbl y Hurvínek, foto: Anna KrálovcováSpejbl y Hurvínek, foto: Anna Královcová Spejbl y Hurvínek son tal vez las figuras más conocidas del teatro de marionetas checo, cuyos comienzos se remontan a la segunda mitad del siglo XVIII, durante la época del renacimiento nacional bajo la Monarquía Austrohúngara.

La larga tradición de este arte impulsó la creación de la primera organización profesional del teatro de marionetas a nivel mundial en Praga en 1929. A principios de los años 50 surgió en Checoslovaquia la primera cátedra universitaria de teatro de marionetas.

Chequia y Eslovaquia se separaron en 1993, pero ambos países siguen manteniendo estrechos vínculos en este ámbito, por lo que decidieron presentar su candidatura conjuntamente, según indicó la portavoz del Ministerio de Cultura, Simona Cigánková. Foto: Anna KrálovcováFoto: Anna Královcová

“La inscripción en esta prestigiosa lista coronó la colaboración extraordinaria de ambos países en la preparación común de la candidatura, lo que expresa la cercanía cultural entre Chequia y Eslovaquia. Es un reconocimiento al esfuerzo de los expertos de ambos países y su trabajo común en la presentación de este fenómeno que nunca envejecerá porque da alegría tanto a los niños como a los adultos”, dijo.

Chequia cuenta con cinco inscripciones en la lista

Nina Malíková, foto: Tomáš Vodňanský, ČRoNina Malíková, foto: Tomáš Vodňanský, ČRoEl teatro de marionetas checo llevó cuatro años esforzándose por entrar en la lista de la UNESCO, según mencionó la historiadora Nina Malíková.

“Ahora figuramos entre los ocho países cuyo teatro de marionetas figura en la lista. En su mayoría, con algunas excepciones europeas, se trata de países exóticos como Japón, Vietnam, pero también las marionetas sicilianas de Palermo”, indicó.

Chequia cuenta a partir de ahora con cinco inscripciones en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, además del teatro de marionetas había sido incluida en la lista la danza de los reclutas Verbuñk de Slovácko, la Cabalgata de los Reyes en el sudeste de la República Checa, los cortejos por las casas y máscaras de carnaval en los pueblos de la región de Hlinecko y la cetrería.