El Gobierno quiere aplicar impuestos a las compensaciones a las Iglesias

El Gobierno ha expresado su acuerdo esta semana con el proyecto de enmienda para cargar de impuestos las compensaciones financieras a las Iglesias.

Foto ilustrativa: pixel2013 / Pixabay / CC0Foto ilustrativa: pixel2013 / Pixabay / CC0 El Estado Checo podría ahorrar anualmente unos 14,9 millones de euros en caso de aplicar un impuesto del 19% a las sumas financieras que anualmente entrega a las Iglesias a modo de compensaciones. Este fue el argumento principal del Partido Comunista de Bohemia y Moravia al presentar un borrador a la enmienda de la Ley de Restituciones a las Iglesias.

La normativa fue suscrita en febrero de 2013 y, además de la devolución de inmuebles, bosques y tierras determina una compensación financiera de 2.360 millones de euros a plazos por las confiscaciones hechas a las Iglesias durante el régimen comunista, y que no le pudieron ser devueltas por algún motivo en el marco de esta ley.

El Gobierno minoritario de Andrej Babiš, que no tiene todavía el respaldo del Parlamento, expresó esta semana su apoyo al proyecto comunista de la enmienda. Babiš insistió en que las compensaciones a las Iglesias son demasiado elevadas y requieren una ‘corrección’. Su ministra de Finanzas, Alena Schillerová, admitió para la Televisión Checa, que el proyecto de enmienda podría contradecir la Constitución.

De izquierda: Alena Schillerová, Andrej Babiš y Pavel Blažek, foto: ČTKDe izquierda: Alena Schillerová, Andrej Babiš y Pavel Blažek, foto: ČTK „Veo muchos peligros que podrían obstaculizar la adopción de esta enmienda por el Parlamento. También podría ser rechazada por el Tribunal Constitucional, por contradecir la Carta Magna del país, al no cumplirse lo que había sido determinado en un acuerdo, firmado por las partes involucradas”.

El proyecto de enmienda fue criticado por el democristiano Partido Popular, cuyo líder, Pavel Bělobrádek, indicó que el borrador no respeta el principio de un Estado de Derecho. Por su parte, Miroslav Kalousek, presidente de la facción parlamentaria de TOP 09, se mostró indignado por el proyecto comunista.

“Una compensación por los bienes robados no es un ingreso. Y como tal no puede estar cargado de un impuesto al ingreso”.

El tema de los impuestos había sido analizado previamente por los Ministerios de Cultura y Finanzas. Mientras que el primero recomendó no apoyar el borrador, el sector de Finanzas se manifestó a su favor.

Stanislav Přibyl, foto: Martina SchneibergováStanislav Přibyl, foto: Martina Schneibergová Las Iglesias rechazan el intento del nuevo Gobierno por cambiar lo acordado en el pasado. El Secretario General de la Conferencia Episcopal Checa, Stanislav Přibyl, opina además que el cambio es absolutamente innecesario.

“En repetidas ocasiones hemos presentado pruebas que demuestran que las compensaciones financieras no fueron sobreestimadas. Además, consideramos necesario que se respete el clima o ambiente de derecho. Porque si se firma un contrato, éste debería cumplirse. Eventualmente, en caso de que una de las partes del acuerdo quiera hacer algún cambio, es indispensable que se reúna con la otra parte y negocien el tema, y no que nos enteremos del asunto a través de los medios de comunicación”.

En diciembre del año pasado el Estado Checo pagó a las Iglesias más de 78 millones de euros en compensaciones por el año 2017. La mayor parte de ese dinero, unos 62,6 millones de euros, lo recibió la Iglesia Católica. Otros 4 millones de euros fueron para la Iglesia Husita, 3 millones para la Iglesia Evangélica, y 1,5 millones de euros para la Iglesia Ortodoxa.

Según la Ley de Restituciones, las compensaciones financieras a las Iglesias por los bienes confiscados durante el comunismo y que por motivos diversos ya no pudieron ser devueltos a las Iglesias en el marco de las restituciones, el Estado Checo deberá pagarlas a lo largo de unos 30 años, habiendo comenzado a cumplir este compromiso en el año 2013.

Cada domingo podrán votar y escoger entre cinco canciones que iremos presentando a lo largo de la respectiva semana. (Más)