El festival de cine documental Un Mundo destaca temas latinoamericanos

El festival internacional de cine Un Mundo celebra su 20 edición con más de cien documentales, entre los cuales no faltarán los que tratan problemas de América Latina.

El festival de cine documental Un Mundo (Jeden Svět), organizado por la entidad humanitaria Hombre en Emergencia, cumple 20 años. Bajo el lema ‘actualización del sistema’ presenta unos 110 documentales de muchas partes del mundo. La directora artística del festival, Julie Kárová, explica que la elección del eslogan se debe a que vivimos en un mundo donde la información de todo tipo fluye sin cesar a nuestro alrededor y genera en nosotros una sensación de saturación.

“Queremos expresar que a veces es bueno simplemente pararse, dejar que el sistema se actualice, para que funcione bien. Esta idea del campo de la informática la aplicamos también a nuestros documentales, ya que en el cine uno tiene tiempo para sentarse, absorber ideas nuevas, escuchar un debate cinematográfico y procesar de alguna forma la información”.

América Latina bajo el objetivo

En la actual edición de Un Mundo abundan documentales dedicados a los temas latinoamericanos más ardientes. Algunos se centran en los desafíos de la vida cotidiana de los inmigrantes de Honduras y Guatemala, como es el caso de ‘Los Desterrados’ o ‘Al Otro Lado del Muro’. ‘A Merced del Diablo’, del director Everardo González, es un documental que recoge testimonios de personas, ocultas bajo máscaras para no revelar su identidad, que vivieron la violencia por parte de los narcotraficantes en México.

‘La Prisión de Cocaína’ y ‘Cuando el Toro Lloró’ se dedican a problemas de la realidad boliviana. Las condiciones difíciles de vida de los últimos sobrevivientes de una tribu amazónica los relata visualmente la pieza ‘Piripkura’ y la película argentina ‘Las Primas’, llama la atención sobre el tema del abuso sexual.

La directora artística Julie Kárová nos habló sobre el documental ‘Las Mujeres del Caos Venezolano’.

'Las Mujeres del Caos Venezolano', foto: El festival internacional de cine Un Mundo'Las Mujeres del Caos Venezolano', foto: El festival internacional de cine Un Mundo “La película presenta las historias de cinco mujeres de diversas generaciones y estratos sociales en cuyas vidas cotidianas se refleja la inmensa crisis social, política y económica. Una de ellas es por ejemplo doctora y las condiciones para desempeñar este trabajo son tristísimas. Se tiene que elegir a quién atender y a quién no, ya que no hay suficientes medios para ayudar a todos. Se retrata también el problema diario de cómo conseguir alimentos, o el tema de la creciente criminalidad”.

Un Mundo es el festival de cine documental dedicado al ámbito de los derechos humanos más grande a nivel mundial, que fue galardonado con la medalla de honor de la UNESCO por la difusión de esta problemática. Este festival, fundado en el año 1999, constituye en la actualidad una importante plataforma para el intercambio de experiencias y opiniones relacionadas con el tema.

Soña Novotná, que asiste a las proyecciones anualmente y en el pasado tomó parte en el festival como voluntaria, explica cuál es su motivación.

A mí me interesa mucho este festival porque trata temas mundialmente importantes, como por ejemplo medio ambiente, los conflictos bélicos, últimamente la migración, los derechos humanos, y no se trata de películas que son una invención de un guionista, sino es la vida cotidiana de la gente común y corriente, y eso es lo que me interesa“.

El objetivo del festival es informar al público sobre los problemas mundiales y posibilitarle que participe de una forma activa en la ayuda mediante peticiones, donativos y trabajos voluntarios que ofrecen organizaciones sin ánimo de lucro.

Documentales a través de todo el mundo

La directora artística Julie Kárová describe que el programa del festival ofrece una gran variedad temática y presenta testimonios que reflejan la violación de los derechos humanos en el mundo, ya sea por ejemplo China, Ucrania, Líbano, Sri Lanka y muchos más. Además, en comparación con los años anteriores, incluye categorías temáticas nuevas.

'Sobre Padres e Hijos', foto: El festival internacional de cine Un Mundo'Sobre Padres e Hijos', foto: El festival internacional de cine Un Mundo “Tenemos dos categorías regionales que se dedican al mundo occidental, lo cual no es usual. Se trata de Eurodrom y Americana, que retratan temas actuales de Europa y de los Estados Unidos. Diría que este año tenemos más películas sobre los países occidentales, y que apuntamos, que también aquí hay que centrar la atención en el tema de los derechos humanos”.

Uno de los documentales más escalofriantes, que no puede pasar desapercibido, se titula ‘Sobre Padres e Hijos’. El director, de origen sirio, vivió dos años con una familia yihadista en la que los niños eran educados para convertirse en combatientes por el islam. Soña Novotná, espectadora regular del festival, nos contó qué proyecciones no piensa perderse este año.

“Me interesa mucho el tema de las mujeres fuertes, que con su buena voluntad quieren cambiar su entorno y lo logran, no se rinden y por ejemplo se trata de las películas ‘Las Hermanas Juezas’ de Camerún o ‘El Sárí Rosa’ donde una activista de la India ayuda a las mujeres que sufren la violencia doméstica“.

Un Mundo sin barreras

Foto: El festival internacional de cine Un MundoFoto: El festival internacional de cine Un Mundo El afán del festival es encarnar las ideas que se empeña en difundir. Por eso, gracias al proyecto ‘Un Mundo para todos’ hace accesible las proyecciones a personas con todo tipo de discapacidades. El equipo, del que forman parte actualmente cuatro personas con algún hándicap, diseñó audiocomentarios para invidentes, creó subtítulos para personas con deficiencia auditiva y mapas que indican los cines con acceso sin barreras. Unas proyecciones específicas donde la iluminación y el sonido son más bajos, están destinadas a personas con discapacidades mentales.

El festival, que ofrece proyecciones, debates y otras actividades, tiene lugar en la capital checa desde el 5 hasta el 14 de marzo del 2018, para trasladarse posteriormente a otras 36 ciudades de la República Checa y también a Bruselas.