El escarabajo de la corteza hace subir el precio de la madera

La plaga del escarabajo de la corteza en los bosques checos se está intensificando. Sus consecuencias son, entre otras, el aumento de los precios de la madera.

Foto: ČTK / Luděk PeřinaFoto: ČTK / Luděk Peřina La presencia excesiva del escarabajo de la corteza o escolitino, un parásito que deposita sus huevos debajo de la corteza de los árboles y cuyas larvas posteriormente carcomen su interior, está devastando los bosques checos.

Este desastre natural se inició en 2003, ya que tras un año caluroso y seco, el escarabajo de la corteza se reprodujo excesivamente. La situación fue finalmente puesta bajo control, sin embargo, en 2015 azotó Chequia un temporal que dañó grandes extensiones de bosque. Los técnicos forestales no fueron capaces de procesar la madera lo suficientemente rápido y el escarabajo volvió a multiplicarse. Petr Zahradník, científico del Servicio de Protección Forestal, resumió las causas de la actual situación.

Foto: Lucie Hochmanová, ČRoFoto: Lucie Hochmanová, ČRo “Desde ese momento la calamidad va creciendo. Los desencadenantes son los problemas de temperatura, por otro lado hay también otros factores, como la falta de mano de obra en los bosques, también hay problemas con la venta de madera, la demanda es baja, por lo que la madera se queda en los bosques y debido a ello el escarabajo prolifera, porque los lugares no están siempre lo suficientemente saneados”.

La presencia del escarabajo causa problemas en el ámbito de la industria forestal, ya que la madera dañada forma en la actualidad ya un tercio del material explotado y según el Servicio de Protección de los Bosques la situación irá empeorando.

A pesar de que la madera carcomida puede ser procesada para la producción por ejemplo de celulosa, material de embalaje o combustible, no alcanza la calidad de la madera intacta, que sirve en su mayoría para la fabricación de muebles. Como indica Rostislav Sudolský, propietario de una serrería, los problemas actuales afectan notablemante los precios.

Foto: ČTK / Luděk PeřinaFoto: ČTK / Luděk Peřina“Debido a que hay un exceso de madera dañada, sube el precio del material intacto. De manera notable sube el precio de la madera en rollo no afectada por el escarabajo, ya que de la madera dañada no somos capaces de producir un material de carpintería de calidad”.

El mismo descenso de precios de la madera del escarabajo se registra también en el ámbito de la subasta, donde la madera dañada está cada vez más presente, como inidicó Radovan Srba, director comercial de la empresa Bosques de la República Checa.

“A lo largo del último año el precio cambió de manera marcada, es posible indicar que entre junio del año pasado y junio del año en curso se ha producido un descenso de unos 30 euros”.

Además, debido a la abundancia de madera en el territorio checo, el interés de las empresas por las subastas disminuye cada vez más, añadió Srba.

En la República Checa el tema del escarabajo de la corteza no está exento de polémicas, ya que el país centroeuropeo lleva muchos años preocupado por la plaga y cada año invierte millones de euros para combatir este devastador insecto. Existe un amplio debate público acerca de si dejar a la naturaleza que se regule por sí misma o si promover la intervención activa para combatir la constante infestación de los árboles.