El Ejército checo gastará 3.800 millones en modernizarse

Una cantidad récord, más de 3.800 millones de euros, invertirá el Gobierno checo en modernizar sus Fuerzas Armadas en un proyecto que se alargará hasta 2026.

Foto: The Joint Multinational Training Command Public Affairs Office, CC BY 2.0Foto: The Joint Multinational Training Command Public Affairs Office, CC BY 2.0 Ivo Štřecha, foto: archivo del Ejército ChecoIvo Štřecha, foto: archivo del Ejército Checo El Ejército checo, que sufrió serios recortes durante la crisis económica, pronto se beneficiará de esta nueva época de bonanza, gracias a un ambicioso plan de modernización. El Gobierno invertirá 3.800 millones de euros en un horizonte de ocho años para renovar el equipamiento.

La mitad de esta suma irá destinada a la adquisición de nuevos vehículos blindados. El resto se usará para la compra de helicópteros, radares y drones, entre otros aparatos de uso militar, así como para la creación de nuevas unidades. Se cuenta con el surgimiento de una comandancia de fuerzas cibernéticas, un nuevo regimiento de paracaidistas y otro batallón logístico.

El responsable de la sección de desarrollo del Ejército checo, Ivo Střecha, destaca cuatro proyectos clave.

Radiolocalizador MADR proveniente de Isrel, foto: ČTRadiolocalizador MADR proveniente de Isrel, foto: ČT “Un nuevo vehículo de combate con orugas, la sustitución del actual sistema de artillería, un helicóptero polivalente y un radiolocalizador MADR”.

Al mismo tiempo se reformarán los cazas Gripen para que puedan atacar también a objetivos en tierra. El proceso no tendrá lugar sin problemas. La compra de los radares israelíes MADR, usados en ese país para crear la llamada cúpula de hierro, está siendo investigada por la Policía por sospechas de corrupción. Además, el Instituto Nacional para la Seguridad Cibernética y de Información no ha expedido el certificado necesario para que este sistema de radares sea compatible con los de la OTAN, de modo que la Alianza se ha opuesto a la adquisición.

Aleš Opata, foto: ČTK / Roman VondroušAleš Opata, foto: ČTK / Roman Vondrouš De acuerdo con Aleš Opata, comandante del Estado Mayor, al final la compra de los radares se realizará con éxito.

“El Ejército ha especificado de forma muy precisa sus requisitos. Estamos convencidos que en la fase final se conseguirá obtener el certificado del sistema, ya que cada certificado de este tipo es un proceso bastante complicado, y no solo en Chequia, sino también en el resto de los países miembros de la OTAN”.

Otro asunto que estaba bloqueado, la compra de 12 helicópteros multiuso, ha hallado recientemente solución, según Opata, al llegar a un acuerdo las Fuerzas Armadas y el Ministerio de Defensa sobre las características que deberían tener los aparatos.