Dos novatos en la selección de fútbol checa

El técnico de la selección checa de fútbol Karel Brückner nominó a dos novatos, Marek Matejovský y David Lafata, para los partidos contra Gales y Eslovaquia en las eliminatorias para la Eurocopa 2008.

Técnico Karel Brückner (Foto: CTK)Técnico Karel Brückner (Foto: CTK) La República Checa iniciará las eliminatorias por la Eurocopa con un equipo reconstruido parcialmente. La retirada de la selección nacional de dos puntales Pavel Nedved y Karel Poborský tras el fracaso de los checos en el Mundial de Alemania abrió paso a jugadores nuevos hacia el cuadro nacional.

El técnico Brückner nominó incluso a seis futbolistas que se desempeñan en la Primera División checa, un número alto en comparación con los años anteriores.

"La nominación de Lafata, que milita en el Jablonec, significa que actualmente tenemos mejores delanteros que juegan en casa que en el extranjero", explicó el técnico Brückner, criticado en algunas ocasiones por no invitar al equipo checo más futbolistas que visten colores de equipos del país.

Marek Matejovský (a la izquierda) Foto: CTKMarek Matejovský (a la izquierda) Foto: CTK Por su parte, Marek Matejovský brilla en la línea centrocampista del Mladá Boleslav que encabeza actualmente el campeonato nacional.

"En la selección nacional juegan futbolistas de formato mundial, ni siquiera pensé que podría estar aquí con ellos, pero voy a hacer todo lo posible para convencer tanto al técnico como a los hinchas que sé jugar al fútbol", expresó Matejovský.

Petr Cech (Foto: CTK)Petr Cech (Foto: CTK) El técnico Brückner no puede contar con Milan Baros, Vladimír Smicer y David Jarolím, que están de baja por lesión, pero tendrá a la disposición a dos puntales que militan en la Premier League inglesa: Recientemente se recuperaron el portero Petr Cech, del Chelsea, y el centrocampista Tomás Rosický, del Arsenal.

Este último, quien debería dirigir la ofensa checa tras la retirada de Pavel Nedved, advierte que el primer partido de las eliminatorias será muy difícil.

"Los galeses son contrincantes fuertes, muy peligrosos en el ataque, ya que todos los futbolistas son rápidos. Por otro lado, tienen ciertos problemas con la defensa".

La República Checa recibirá en casa a Gales el 2 de septiembre y cuatro días más tarde jugará en Eslovaquia.