Dos entomólogos checos han sido condenados a tres años de prisión por recoger insectos

Tres años de prisión por recoger insectos. Esa es la sentencia del Tribunal indio que ha condenado a dos entomólogos checos acusados de sustraer fauna protegida del país. La diplomacia checa se esfuerza por conseguir el indulto.

Petr ŠváchaPetr Švácha Después de dos meses de incertidumbre, los dos entomólogos checos detenidos en la India por recoger insectos sin autorización han sido declarados culpables. El Tribunal les ha condenado a tres años de prisión, aunque la pena exacta se hará pública el miércoles y podría elevarse en el peor de los casos hasta siete años.

Todo comenzó cuando Petr Švacha y Emil Kučera fueron detenidos en el parque natural de Singalia, en la India, con 200 ejemplares de insectos poco corrientes y larvas de mariposa. Švacha pertenece a la sección entomológica de la Academia de Ciencias checa y, según afirma, no tenían ninguna intención de infringir la ley.

“Desde el principio hemos reconocido que recogimos insectos en la India sin permiso. Y todo porque no conocíamos la ley de 2002 de Diversidad Biológica, que prohíbe a todo el mundo, incluyendo a los mismos indios, recoger cualquier especie en toda la India”, admitió.

La noticia ha sorprendido a los acusados y a la embajada checa en la India, ya que en principio se suponía que los entomólogos recibirían como máximo tres meses de cárcel. Ahora los científicos esperan que el miércoles el juez acepte su solicitud de merced y decida indultarlos. En caso de que no sea así, Švacha y Kučera tendrán que recurrir la sentencia, como nos explica el embajador de la República Checa en la India, Hynek Kmoníček.

“Para llevar el caso al Tribunal Supremo de Calcuta se tardaría entre siete y diez días. Y el Tribunal debería decidirse en una semana. Eso significa que se trataría de dos o tres semanas más”, afirmó.

El calvario de los entomólogos en la India ha movilizado a las fuerzas diplomáticas de la República Checa. Además de la embajada, que ha ofrecido asistencia jurídica durante todo el proceso, ha intervenido también en el caso el ministro de Relaciones Exteriores, Karel Schwarzenberg. El canciller ha tratado el tema con su equivalente indio y le ha pedido que intervenga para conseguir la liberación de los ciudadanos checos. De lo contrario, Schwarzenberg afirma que las relaciones diplomáticas con la India atravesarán un periodo muy problemático.