Diputados checos piden que se vuelva a fumar en bares y restaurantes

Un grupo de 86 diputados ha presentado una propuesta para cambiar la ley antitabaco y permitir que el humo vuelva a bares y restaurantes.

Foto ilustrativa: Kristýna MakováFoto ilustrativa: Kristýna Maková En la República Checa está prohibido fumar en bares y restaurantes desde mayo de 2017. Ahora los cigarrillos podrían volver a estos establecimientos si prospera la propuesta de enmienda a la ley presentada por un grupo de 86 diputados de hasta ocho grupos parlamentarios. La cifra está cerca de la mayoría absoluta en una Cámara Baja de 200 escaños.

La iniciativa ha sido dirigida por Marek Benda, del Partido Cívico Democrático. Así describe los cambios.

“Podrían surgir espacios separados en restaurantes y centros deportivos y culturales, que deberían tener como máximo una superficie del 30% del total y allí no entrarían los camareros. No debe estar abierto y debe estar lo suficientemente ventilado. Los pequeños bares de como máximo 80 metros cuadrados podrían decidir si se trata de un sitio de fumadores o no fumadores. Si se permite fumar no se podría servir comida”.

Mikuláš Ferjenčík, foto: El Partido Pirata Checa CC BY-SA 2.0Mikuláš Ferjenčík, foto: El Partido Pirata Checa CC BY-SA 2.0 Por su parte, pérgolas y terrazas cubiertas quedarían liberadas de la prohibición, aunque si se permite fumar en ellas se debería señalizar como lugar para fumadores.

Mientras que otros partidos se hallan divididos, los Piratas se encuentran unánimemente a favor de la medida, comentó el diputado de la formación Mikuláš Ferjenčík.

“Nos parece absurdo prohibir fumar a los fumadores en espacios separados. Al contrario, nos parece que es una forma de proteger a los no fumadores, porque en estos momentos en la calles de Praga y otras ciudades hay una situación insostenible. Por la noche grupos de fumadores se amontonan y hablan en voz alta delante del bar y empeoran la convivencia entre el bar y su entorno inmediato”.

La reforma legal incluye además el fin de la responsabilidad que hoy día tienen los bares a la hora de servir alcohol a personas adultas que puedan amenazar o dañar propiedades ajenas.

El único grupo parlamentario que se halla totalmente en contra es el del democristiano Partido Popular. Todavía no está claro cuando se podría debatir esta enmienda de ley, y si tendrá posibilidades de prosperar, ya que aunque el número de diputados implicados es alto, algunos partidos podrían hacer uso de la disciplina parlamentaria.