Croacia, Italia y Eslovaquia, los destinos vacacionales preferidos por los checos

Este verano se tomarán vacaciones cuatro millones y medio de checos. El destino vacacional favorito en el extranjero será, como es habitual, Croacia.

Foto: Unsplash, Pixabay / CC0Foto: Unsplash, Pixabay / CC0 La sed de mar es la constante que marca las vacaciones de la mayor parte de los checos que se han decidido a viajar al extranjero. Los dos destinos vacacionales favoritos este año serán Croacia e Italia, según informa la Asociación de Agencias de Viajes. A las playas del Adriático les siguen las vecinas Eslovaquia y Austria y, en quinta posición otro paraíso mediterráneo, Grecia.

El país heleno, popular entre los checos por su buena relación calidad-precio, saldrá este año más caro, explica el presidente de la Asociación de Agencias de Viajes, Jan Papež.

“En Grecia han puesto en marcha el llamado impuesto por cama, que el cliente debe pagar allí mismo. En Croacia han aumentado el IVA, lo que significa que algunas cosas ahora serán más caras. En algunos otros países han añadido impuestos que encarecen los hoteles entre un 5 y un 7%”.

Foto: dagon / Pixabay CC0Foto: dagon / Pixabay CC0 A pesar de este encarecimiento, el poder adquisitivo de los turistas checos en el extranjero es mayor este año, gracias sobre todo al fin de la intervención del Banco Nacional sobre la cotización de la corona checa, que ha llevado a que aumente de valor respecto al euro.

De esta forma este verano comprar algo en Bulgaria, Turquía y Hungría será para los checos más barato que hacerlo en casa. Por ejemplo, con mil coronas pueden comprar en Bulgaria lo que en Chequia les costaría mil quinientas coronas.

Sobre la expectativa de gastos de los turistas checos nos habla Jaroslav Šimek, analista de Rondo Data.

“Un tercio de la gente se dispone a gastar en sus vacaciones hasta 190 euros por persona, otro 30% entre 190 y 380 euros. Un 8% gastará en sus vacaciones más de 1.150 euros por persona”.

La Asociación de Agencias Turísticas calcula que cuatro millones y medio de checos se tomarán vacaciones este verano, y de ellos tres millones viajarán al extranjero. De acuerdo con una encuesta de Rondo Data, la mitad de los checos se tomará en verano dos semanas de vacaciones, mientras que uno de cada seis veraneará durante tres semanas.