Chequia expulsará a tres diplomáticos rusos en respuesta al atentado de Salesbury

El Gobierno checo ha decidido unirse a otros países europeos en la respuesta al atentado contra el ex agente doble ruso Skripal. Expulsará a tres diplomáticos rusos del país.

Andrej Babiš, foto: ČTKAndrej Babiš, foto: ČTK Dos semanas después del atentado con gas nervioso realizado en Gran Bretaña contra el antiguo espía ruso Serguéi Skripal y su hija, Chequia ha decidido mostrar músculo y expulsar del país tres diplomáticos rusos. Según el primer ministro checo saliente Andrej Babiš, se trata de un gesto de solidaridad con Gran Bretaña y una demostración de unidad con la Unión Europea y la OTAN.

“El principal motivo es que el ataque con gas nervioso en un país extranjero amenaza a la población civil y apunta a un brutal estilo de espionaje al que no estábamos acostumbrados. Para los estados europeos es inconcebible e inaceptable que otros estados operan con estas sustancias en territorio europeo. Los rusos cruzaron todos los límites cuando dijeron que la sustancia, el Novichok, podía proceder de Chequia. Eso es mentira”.

En el intento de asesinato de Skripal se usó el Novichok, un gas nervioso desarrollado en la Unión Soviética. Este es uno de los factores, junto a las motivaciones de revancha que Moscú podría tener contra su antiguo agente doble, lo que llevó al gobierno británico primero, y a los miembros de la Unión Europea después, a acusar a Rusia de perpetrar el atentado.

Miloš Zeman, foto: Khalil BaalbakiMiloš Zeman, foto: Khalil Baalbaki Fuentes diplomáticas rusas aseguraron que el veneno podría haber sido fabricado también en otros países, y puso como ejemplo, entre otros, a la República Checa. Aunque más tarde Moscú rebajó sus acusaciones, se creó un malestar político que ha culminado ahora con la decisión de realizar una expulsión de diplomáticos. De momento no se ha hecho pública la identidad de los tres expulsados.

El movimiento del Gobierno de Babiš ha sido respondido desde el Castillo de Praga. El presidente Miloš Zeman, conocido por defender algunas tesis rusas en política exterior, por ejemplo en cuanto a las sanciones, ha ordenado a los Servicios de Inteligencia y Seguridad que investiguen si el Novichok usado en el atentado fue fabricado en Chequia.

Esto ha llevado a que desde el partido Alcaldes e Independientes (STAN) se considere la posibilidad de acusar al presidente por alta traición. Así lo explicó el presidente del grupo parlamentario, Jan Farský.

 Jan Farský, foto: Luboš Vedral, ČRo Jan Farský, foto: Luboš Vedral, ČRo “El presidente Zeman en este caso está sirviendo a los intereses rusos y no a los checos. Se ha involucrado activamente en la campaña de desinformación de Rusia, que iniciaron acusando a Chequia de haber podido fabricar el gas”.

Otros partidos de la oposición, como el Partido Cívico Democrático y el Partido Socialdemócrata, han aplaudido la expulsión. Los comunistas, sin embargo, consideran la medida como precipitada.

En total 16 países europeos responderán al ataque ordenando la salida de personal diplomático ruso, incluyendo Francia, Alemania e Italia. A la iniciativa se han sumado Estados Unidos, Canadá, Noruega, Albania y Ucrania.

Cada domingo podrán votar y escoger entre cinco canciones que iremos presentando a lo largo de la respectiva semana. (Más)