Chequia dice 'Basta de plástico'

'Basta de plástico', así es el lema de la campaña lanzada por el Ministerio de Medio Ambiente con la intención de reducir la cantidad de plástico que se utiliza en los restaurantes y bares.

Foto: meineresterampe, Pixabay / CC0Foto: meineresterampe, Pixabay / CC0 El Ministerio de Medio Ambiente de la República Checa empezó a negociar con los restaurantes y con las cadenas de comida rápida las posibles maneras de reducir el uso de platos y envases plásticos.

La iniciativa que surgió en respuesta a la creciente cantidad de plástico de uso único en los restaurantes se llama 'Basta de plástico' y tiene como objetivo convencer a los propietarios de los restaurantes sobre las ventajas del funcionamiento más ecológico.

Richard Brabec, ministro de Medio Ambiente, sostiene que este material podría ser sustituido por papel o porcelana.

Richard Brabec, foto: ČTKRichard Brabec, foto: ČTK ''A través de negociaciones queremos llegar a acuerdos voluntarios con las empresas, de las cuales, por supuesto, algunas son multinacionales, y otras checas. Vamos a exigir la reducción drástica del uso de plástico. Puede ser bastante simple, bastaría sustituirlo por ejemplo con el papel''.

El Ministerio quiere llegar a un acuerdo en los próximos meses. Entre las propuestas principales se encuentra la incorporación de la vajilla de materiales más ecológicos, y descuentos para los clientes que pidan café en su propia taza. Según las estadísticas, los europeos utilizan cada día unos 725 millones de vasos de plástico para el café.

Otra de las propuestas es la eliminación del uso de las pajillas. A manera de respaldo, el Ministerio ofrece la propagación de los restaurantes que apoyen la iniciativa.

Foto iluatrativa: John Loo, CC BY 2.0Foto iluatrativa: John Loo, CC BY 2.0 El ministro Brabec añadió que es muy probable que la Unión Europea perfile algunas regulaciones en este sentido, y por lo tanto conviene empezar lo más rápido posible. Uno de los primeros pasos fue la prohibición de las bolsas de plástico gratuitas en los supermercados, vigente en la República Checa desde el inicio de este año.

La reducción del uso de plástico es una tendencia inevitable, ya que desde los años 60 la cantidad producida se ha multiplicado 20 veces. Uno de los países que más ha avanzado en la lucha por el funcionamiento más ecológico de los restaurantes y supermercados es Francia, donde entró en vigor la prohibición absoluta del uso de bolsas de plástico. Además, desde el 2020 será prohibido también el uso de vasos, platos y cubiertos plásticos en los restaurantes.