Chequia decide salir del sistema de cuotas de reparto de inmigrantes

La República Checa ha decidido dejar de aceptar inmigrantes en el marco del sistema europeo de cuotas. Se trata de una reacción a las anunciadas represalias por parte de la Comisión Europea al cumplir menos del 1% de su compromiso. Chequia ha aceptado hasta el momento solo 12 inmigrantes desde Grecia e Italia.

Foto: ČTKFoto: ČTK La República Checa ha tenido una actuación tímida a la hora de cumplir su compromiso dentro del sistema de cuotas para el reparto de los inmigrantes que llegan a la Unión Europea. A pesar de que le tocaba hacerse cargo de 2.600 de los refugiados que esperan en campamentos en Italia y Grecia, hasta el momento ha recibido solo a 12.

Y no habrá más. Este martes el ministro checo del Interior, Milan Chovanec, ha anunciado que la República Checa dejará este sistema de relocalización.

“El Gobierno, en base a la propuesta del Ministerio del Interior, y a causa del empeoramiento de la situación de seguridad y la disfuncionalidad de todo el sistema, ha aprobado que se detenga todo este sistema en la República Checa. Esto significa que la República Checa ya no pedirá inmigrantes para relocalizar desde Grecia e Italia”.

La medida es una reacción a la decisión del eurocomisario de Interior, el griego Dmitris Avramopulos, de iniciar un proceso de represalia contra los países que no hayan cumplido al menos un 1% de su compromiso.

Milan Chovanec, foto: ČTKMilan Chovanec, foto: ČTK La realidad es que en Chequia desde mayo ya no se acepta ningún inmigrante dentro del sistema de cuotas. Se argumenta desde el Gobierno que no hay interés en trasladarse a la República Checa, y que se prefieren los países de Europa Occidental.

Precisamente este tema es uno de los pocos que ponen de acuerdo a Gobierno y oposición. En Chequia desde los comunistas a los conservadores, todos los partidos mayoritarios se oponen a esta forma de reparto de inmigrantes.

La situación es similar en los otros países del Grupo de Visegrád, destacados opositores a las cuotas de reparto de inmigrantes. Hasta ahora Eslovaquia ha dado la acogida a 16 refugiados, y Polonia y Hungría a ninguno. Solo por comparar, Alemania ha recibido a 4.478m Francia a 3.404 y Finlandia a 1.443.

El objetivo del sistema de cuotas era repartir por la Unión Europea a 160.000 inmigrantes, la mayoría de ellos refugiados de la guerra de Oriente Medio que se hallan en campamentos en Grecia e Italia. De momento se han redistribuido apenas un poco más de 18.000.