Aumenta la producción de cerveza checa en América Latina

La cerveza checa sale de sus fronteras. Cada vez más productores nacionales abren sus cervecerías en el extranjero.

Foto ilustrativa: Motorbiene / CC0 / PixabayFoto ilustrativa: Motorbiene / CC0 / Pixabay Beber una cerveza checa en América Latina es algo cada vez más frecuente. Y no se trata únicamente de un producto de importación. El “pan líquido” checo ya se fabrica por ejemplo en Chile, Ecuador y existen planes de expansión.

Además de Latinoamérica, la cerveza checa se empieza a producir en otras regiones del mundo, y lo interesante es que la iniciativa está en manos de los pequeños productores.

El maestro cervecero Jaroslav Kutílek compartió su experiencia con la Radiodifusión Checa.

“Vendí mi participación en una empresa anterior, y tomando en cuenta que la cerveza de las grandes fábricas no es mi preferida, decidí fundar una cervecería propia”.

Foto ilustrativa: CC0 / PixabayFoto ilustrativa: CC0 / Pixabay La apuesta de Jaroslav Kutílek resultó acertada, ya que pronto su producto salió de su casa, según explicó.

“Para sorpresa de todos, la cerveza para el consumo propio empezó a gustar a los demás, así que tuvimos que aumentar la producción”.

Las minicervecerías han demostrado que sus productos son de calidad, y que si los exigentes consumidores checos están satisfechos, es muy probable que en el exterior valoren estas versiones de la bebida nacional por excelencia.

Pero la fabricación externa de la cerveza checa no está solo en manos de pequeños productores. En la ciudad de Cuenca, en Ecuador fue inaugurada a mediados de este año, una minicervecería con restaurante para unas 200 personas.

Foto ilustrativa: CC0 / PixabayFoto ilustrativa: CC0 / Pixabay Los checos en Ecuador fabrican cuatro tipos de cerveza bajo la denominación de Prague Golden. Los dueños de las instalaciones anunciaron que el local servirá además para la propagación de Chequia en el país sudamericano.

En Chile también funciona una minicervecería checa fundada por dos mujeres emprendedoras, Monika y Lucie, que empezaron produciendo cerveza para sus amigos, hasta convertirse en una de las mejores marcas de cerveza artesanal.

Los productores de cerveza ganan terreno en Europa. Un antiguo corredor de bienes raíces ha empezado a triunfar con su cerveza artesanal en Londres.

La cerveza checa producida fuera de las fronteras nacionales ha empezado a llamar la atención en los mercados de lugares como Corea del Norte, Irán, Rusia y Alaska.