Arranca el proyecto de tarjeta turística nacional

Descuentos de entradas a monumentos históricos, de viaje y otras ventajas. Todo eso ofrecerá la nueva tarjeta nacional turística.

Foto: Milan Baják, ČRoFoto: Milan Baják, ČRo Hacer la vida de los turistas más agradable y abaratar sus viajes por la República Checa, es lo que se plantea el proyecto piloto de la tarjeta turística nacional. Su promotora, la agencia Czechtourism, quiere presentarlo y poner a prueba a mediados de septiembre próximo. En los centros de información turísticos será posible obtener esta tarjeta a partir del año próximo.

Hasta el presente la mayoría de las regiones tenían su propio carnet con descuentos para los turistas, por lo que a veces el turista disponía de unos 30 tiquetes diferentes. Esto cambiará con la introducción de la tarjeta turística nacional, según afirma Aleš Pangrác, de la agencia Czechtourism.

“Los turistas podrán adquirir una tarjeta nacional que implicará descuentos para los viajeros en todas las regiones del país. Además, cada persona podrá escoger entre un carnet de plástico o una aplicación móvil que generará diferentes códigos QR. Con ello el turista podrá comprar entradas más baratas al visitar monumentos histórico-arquitectónicos, o pasajes de tren a un precio reducido”.

Por medio de la aplicación los turistas se enterarán igualmente por dónde conducen las rutas locales de ciclismo, y obtendrán información sobre las comidas típicas regionales y los monumentos más importantes.

Foto: Ondřej TomšůFoto: Ondřej Tomšů Czechtourism tiene previsto ofrecer la tarjeta de forma gratuita al comienzo, aunque ya en el curso del próximo año se procederá a su venta. La tarjeta turística nacional ofrecerá mayores descuentos sobre todo en los lugares de gran valor histórico que, sin embargo, son menos concurridos por los turistas, sostiene Aleš Pangrác.

”En los lugares tradicionales más visitados por los turistas, los descuentos serán menores, paradójicamente. Es porque queremos que los viajeros conozcan también otros sitios además de Praga, Český Krumlov y Kutná Hora. Hay aquí muchos otros lugares interesantes, por ejemplo, cerca de Pilsen el palacio barroco de Nebílovy. O sea, cuanto más lejos de Praga viajen los turistas, tanto mayores serán los descuentos”.

Independientemente del beneficio que las tarjetas turísticas ofrecen a las regiones, ciudades y pueblos, y de la experiencia positiva que en el tema tienen otros países, la República Checa emprende recién los primeros pasos en este sector, indica Jan Papež, vicepresidente de la Asociación de las Oficinas de Turismo.

”En Chequia esto está todavía en pañales como se dice. Varios países vecinos como Alemania y Austria, así como otros como Suiza son muy avanzados en cuanto al tema del turismo y las tarjetas de descuento. Y esto vale igualmente en el caso de otros Estados atractivos para los turistas, como por ejemplo Perú o algunas destinaciones en el sur de África”.

La agencia Czechtourism colaboró en el proyecto de la tarjeta turística nacional con la Unión de Comercio y Turismo y aprovechó la experiencia de otros países con semejantes proyectos. Se espera que el nuevo carnet beneficie sobre todo a las regiones que hasta el presente quedaban al margen del interés de los viajeros.