¡Adiós Rusia!

La selección checa de fútbol no jugará el Mundial de 2018 tras caer este lunes en Irlanda del Norte por 0-2.

Tomáš Vaclík, foto: ČTKTomáš Vaclík, foto: ČTK El cuadro nacional ha cerrado el triste capítulo de la clasificación para el campeonato de Rusia en un partido para olvidar disputado este lunes en Belfast contra Irlanda del Norte.

Los checos, que necesitaban ganar a toda costa para mantener la esperanza de seguir luchando por pisar tierras rusas, cayeron en el estadio de Windsor Park por 0-2 tras un rendimiento bastante flojo, lo que evidencia un único tiro lanzado contra la puerta verdiblanca.

El guardameta Tomáš Vaclík señaló que en Belfast terminó un camino que había tomado un mal rumbo ya a principios de las eliminatorias, cuando los checos sacaron apenas dos puntos de los primeros tres partidos.

VACLÍK: “La posibilidad de clasificarse termina demasiado pronto para nosotros”.

“Es cuando se rompió la clasificación para nosotros. Desde el principio nos vimos obligados a recuperar la pérdida. Por desgracia, luego hemos perdido solo contra Alemania, pero no hemos sido capaces de ganar el resto de los choques, solo empatábamos, así que nos faltaban puntos”, indicó el arquero.

Nada cambiarán los últimos dos partidos de las eliminatorias contra Azerbaiyán y San Marino en el hecho de que la República Checa faltará en el tercer Mundial consecutivo, y ya puede ir preparándose para el ciclo de eliminatorias para la Eurocopa 2020.

La selección checa de fútbol cae 0-2 frente a Irlanda del Norte, foto: ČTKLa selección checa de fútbol cae 0-2 frente a Irlanda del Norte, foto: ČTK Falta por resolver la pregunta si seguirá siendo dirigida por Karel Jarolím, que tiene el contrato por un año más. Él mismo adelantó que no piensa dimitir tras el fracaso.

“No me gusta perder. Difícilmente lo acepto. Pero ahora no pienso en eso, quedan pendientes dos partidos para el final de la clasificación. Tengo ganas de seguir haciendo fútbol. Seguimos estando en una fase de búsqueda”, señaló.

Está claro que lo que le hace falta a la selección checa es hallar un líder y, sobre todo, un goleador capaz de sentenciar los partidos, según indicó el defensa Theodor Gebre Selassie.

Theodor Gebre Selassie (a la izquierda), foto: ČTKTheodor Gebre Selassie (a la izquierda), foto: ČTK “Nos hemos esforzado, luchamos, pero a veces es así. En las últimas eliminatorias para la Eurocopa disfrutamos de una contundencia extrema: de pocas oportunidades lográbamos marcar. Ahora no lo alcanzamos, controlamos el balón, ganamos en posesión, pero nos falta la fase final”, dijo.

Mientras que los checos tienen que tragarse su eliminación, Irlanda del Norte se aseguró este lunes por lo menos la repesca y teóricamente incluso podría lograr el pase directo al campeonato en caso de que derrote en casa a Alemania y triunfe en Noruega, mientras que los alemanes caigan en casa, además, contra Azerbaiyán.

 

Eliminatorias Mundial 2018, grupo C: