BraAgas, música medieval con un toque moderno

El repertorio de BraAgas abarca canciones tradicionales de toda Europa, desde el sur de España hasta el norte de Escandinavia. En 2009 el grupo ganó el concurso de jóvenes talentos del festival Colours of Ostrava y este año figura entre los nominados al premio Ángel de la Academia de Música Popular Checa, en la categoría de música del mundo (world music).

Foto: www.braagas.comFoto: www.braagas.com El cuarteto femenino BraAgas se formó a principios de 2007, llenando el vacío que dejó en los escenarios el grupo Psalteria. Desde entonces Kateřina Göttlichová, Alžběta Josefy, Michala Hrbková y Karla Braunová han grabado juntas tres discos. Su hasta el momento último álbum, titulado ‘Tapas’, fue editado en otoño del año pasado.

Igual que Psalteria, que se disolvió tras ocho años de existencia, BraAgas busca inspiración en la música medieval que adapta al estilo de la world music. “BraAgas toca una música que sale del medioevo pero está hecha de manera absolutamente moderna”, comenta el crítico musical Jiří Moravčík, que destaca la excepcionalidad de este grupo.Foto: www.braagas.comFoto: www.braagas.com

“BraAgas llama la atención por el hecho de que en sus discos y conciertos transforma la música sefardí o la música del Norte de Europa de una forma que ya no tiene mucho en común con la Edad Media, con los habituales ritmos lentos y hasta aburridos con los que suele relacionarse la música de esa época. Estas muchachas cantan preciosamente, tanto como solistas, como en coro. Representan un fenómeno, vierten en las canciones su energía y su juventud con lo que la música adquiere otras dimensiones”.

La autenticidad de las canciones occitanas, gallegas, húngaras, gitanas o búlgaras, que interpreta BraAgas, se mantiene gracias al uso de instrumentos musicales antiguos como sistro, fidula, shawm o darbuka. Kateřina Göttlichová, que se encarga de hacer los arreglos de los temas originales, afirma que se identifica más con la música de otros países que con la checa. Sin embargo, en el primer disco de BraAgas, titulado simplemente ‘Número 1’, aparecieron dos canciones religiosas del Cancionero checo de Jistebnice, del siglo XV. Y para el futuro las artistas no excluyen que integren a su repertorio algunas otras canciones de Bohemia y Moravia.Foto: www.braagas.czFoto: www.braagas.cz

¿Y por qué optaron por llamarse BraAgas’? Buscaban un nombre que incluyera las letras ‘r’, ‘g’ y ‘s’, porque suenan bien. Después la percusionista descubrió en el diccionario español la palabra ‘bragas’, que les gustó a todas de inmediato. Para distinguirla del vocablo que señala la ropa interior agregaron una ‘a’ más: BraAgas.