A Toda Marcha Lo bueno y lo malo de cada mañana

18-07-2003 | Federico Picado

La llegada de un nuevo día no es vista por todos de la misma manera. Todo depende de las circunstancias en que nos encontremos o lo que esperemos de ese nuevo día. En A toda Marcha conversamos sobre el tema con varios vecinos de Praga.

Descargar: RealAudio

Cómo reciben los praguenses la llegada del nuevo día, el despestar, el abandonar el lecho para enfrentarse a la vida cotidiana? El tema de hoy fue inspirado tras una conversación de amigos que platican sobre cómo será el despertar en diferentes partes del mundo.

Y uno de ellos dijos y cómo se imaginarán en otras partes del mundo cómo se levantan los checos. Qué es lo que les molesta y por el contrario qué es lo que les agrada de la llegada de un nuevo día.

Lenka, especialista en informática, después de una jornada todo el día frente a un monitor ve así la llegada del nuevo día.

"Tengo que confesar que lo peor del nuevo día es que tengo de dejar la cama. Pero después de superardo el esfuerzo de levantarme lo que más me gusta es toparme con un día soleado, lleno de luz".

Entretanto, Jitka, economista de profesión topa cada mañana con un choque entre polos opuestos.

"Por la mañana odio a muerte el despertador, que en más de una oportunidad voló por los aires. Pero después la mejor recompensa es ver a mi lado en la cama a mi ser más querido".

Por su parte, Herbert, un chico desportista lleno de vitalidad y entusiasmo se queja de la falta de sueño.

"Por las mañanas lo que más me molesta es que nunca puedo dormir lo sufieciente, no puedo dormir todo lo que desearía. Pero en fin después de levantarme me alegra si el día está bonito y si no, pues me alegra que todavía sigo vivo."

En a Toda Marcha conversamos hoy con varios praguenses sobre las alegrías y desencantos que representa la llegada de un nuevo día.

Para Zdena, reportera de una estación de Radio, el día puede ser bueno o malo dependiendo del trabajo que le espera.

"Siempre tengo la sensaión de haber dormido poco. Pero todo puede cambiar si se que ese día me esperará algún reportaje interesante"

Blanka, una joven secretaria confiesa que no le gusta levantarse temprano, pero tiene un sistema para empezar bien el día.

"Cada mañana me resulta muy doloroso levantarme, pero para tranquilizarme y empezar bien el día, el mejor remedio es poner una música que me ponga de buen homor y después pueden caer rayos que ya me da igual."

Y qué tal ustedes amigos, qué trae de positivo y negativo ese despertar cada mañana?

Compartir

Destacados

Artículos relacionados

Más

Del archivo del programa

Más

Emisión Reciente en Español

RSS

RSS y Podcasting

Nuevos canales RSS