Jardinería, una pasión de los checos

Tras un largo invierno y la llegada de la primavera, los checos han comenzado a dedicarse a su pasatiempo predilecto, la jardinería. Sea donde sea, en el balcón de un apartamento, alrededor de la casa familiar o en la casa de campo, los checos son verdaderos amantes de sus jardines, con flores, árboles y céspedes.

¿Por qué gustan tanto los checos de los jardines? En juego entran varios aspectos. Jaroslav que tiene un jardín junto a su casa de campo, nos dice.

"El jardín me gusta porque allí uno se siente libre. Muy ameno es también su color verde, con flores de primavera y los frutos de otoño. Así mismo en mi propio jardín puedo hacer lo que deseo".

El jardín exige bastante atención, lo que conlleva una gama de trabajos, desde podar árboles, regar plantas y cortar el césped. Petra, que hasta el presente sólo tiene a su disposición un solar donde desea construir una casa familiar con jardín, explica por qué le gusta tener un jardín y cuidarlo.

"Hacer jardinería me gusta ya es como realizar un trabajo bien hecho, que se puede ver. Pero lo más importante respecto al jardín es la libertad y el aroma a tierra y flores. También me alegra ver a los animales que vienen a menudo a mi futuro jardín".

Los jardines difieren según su explotación y sus propietarios los suelen dividir para diferentes fines. Alguien prefiere un césped perfecto con varios bancales de flores decorativas o de verduras. A otros les gustan los huertos con árboles y arbustos frutales. Como explica Jaroslav, la disposición del jardín no está para él rigurosamente determinada.

"Me gustan los jardines naturales que no están geómetricamente divididos entre árboles, césped y flores. Prefiero el jardín que se asemeja a una parte de la naturaleza, y no a una parte estrictamente dedicada al cultivo y a la decoración con el césped cortísimo".

Petra comparte la opinión de Jaroslav, ya que también a ella le gustan los jardines mixtos. Además, nos explica más el futuro aspecto de su jardín.

"Si tuviera un jardín más grande, optaría por un huerto combinado con verdura y hortaliza y también con una parte decorativa con varias plantas en flor en todos los períodos del año, para darme siempre alegría".

También, Eva, que realiza la jardinería como trabajo y pasatiempo, prefiere jardines donde se alternan árboles, arbustos y flores. Además se refiere a otros tipos de jardines.

"Entre los jardines podemos incluir también los invernaderos. Creo que una casa familiar se embellece con la presencia de un invernadero".

Tener un jardín arreglado exige un esfuerzo de muchas horas. Jaroslav, por ejemplo, dedica más tiempo a su huerto de árboles frutales cortando ramas y aplicando desinfectantes contra los insectos y plagas. No obstante, hay veces que hasta ese ameno pasatiempo puede enfadar a uno. ¿Hay algo que no te guste de trabajar en el jardín, Petra?

"En general, no hay nada en el jardín que me enfade. Sin embargo, no me gusta el podar las ramas de los árboles, siempre tengo sensación que les hago gran daño. Tampoco me gusta mucho cavar fosas profundas para plantar árboles".

Tampoco Eva encuentra una actividad que le saque de quicio cuando trabaja en el jardín.

"Eso es muy difícil de decir, ya que me gustan todas las actividades relacionadas con la jardinería. Incluso quitar las malas hierbas de las macetas, una cosa odiada por la mayoría de mis amigos. A mi me divierte. Es que me gusta ver un bancal de flores limpio, además esa actividad me libera del peso de los problemas cotidianos".

En "A toda marcha" hablamos sobre la afición de los checos a sus jardines. ¿Y cuáles son sus experiencias, amigos?

Cada domingo podrán votar y escoger entre cinco canciones que iremos presentando a lo largo de la respectiva semana. (Más)