Las misteriosas fuerzas del castillo de Silesia-Ostrava

La estancia en el castillo de Silesia-Ostrava puede provocar en sus visitantes diferentes sensaciones. La presencia de energía positiva y negativa quedó confirmada incluso por los parapsicólogos. Además, no son los únicos misterios que rodean el castillo. En esta edición de 'Leyendas Checas' les invitamos a conocerlos.

El castillo de Silesia-Ostrava, foto: Martina SchneibergováEl castillo de Silesia-Ostrava, foto: Martina Schneibergová El destino del castillo de Silesia-Ostrava, situado en el punto de la confluencia de los ríos Ostravice y Lučina, ha sido bastante ajetreado. Las primeras menciones de su existencia datan del siglo XIII cuando servía como fortaleza para proteger una ruta comercial. Cuatro siglos después fue reformado y convertido en un palacio renacentista.

Tras el desarrollo de la minería de carbón en la región de Ostrava, el castillo dejó de funcionar como una sede aristocrática, y se convirtió en una finca administrativa de las minas.

A causa de las excavaciones relacionadas con la minería, las paredes del castillo se hundieron más de 10 metros, lo que impulsó a las autoridades a ordenar su demolición.

Karel Burda, foto: OstravaInfoKarel Burda, foto: OstravaInfoGracias al Ayuntamiento de Ostrava y al director de Las Exposiciones de Ostrava, Karel Burda, que se empeñaron en su reconstrucción, el castillo quedó a salvo, y en 2004 volvió a abrirse al público.

Mientras que antes se trataba de un monumento poco conocido, actualmente el número de visitantes va en aumento. Uno de los motivos quizás sean la misteriosa energía, cuya presencia se registra en sus interiores, explica Karel Burda.

“Invitamos al castillo a diez parapsicólogos para que buscaran las zonas con energía positiva. Ninguno de ellos procedía de Ostrava y nunca antes habían visitado el castillo. Pasando por las salas, me preguntaron quién determinó en qué lugar se encontraría la sala de bodas. Llegaron a un acuerdo de que en el lugar donde suelen estar los novios hay la energía positiva. Después llegaron a una esquina y me dijeron: -Este es un lugar oscuro, aquí probablemente solía estar la servidumbre”.

El castillo de Silesia-Ostrava, foto: Martina SchneibergováEl castillo de Silesia-Ostrava, foto: Martina Schneibergová Sin embargo, no se tiene que ser parapsicólogo para percibir las diferentes fuerzas. En determinadas zonas afectan también a los mismos visitantes, afirma Karel Burda.

“En varios lugares a veces hasta forman colas. Los visitantes afirman que al colocarse justo aquí en este lugar, empiezan a sentir hormigueo en los dedos. Supuestamente esta energía brota del pozo que se encuentra debajo de nosotros. Una vez preparamos una exposición, y escogimos un salón donde se efectuaría un banquete medieval. Sin embargo, muchos visitantes confesaron no encontrarse bien en ese lugar. Así que al final convertimos esa sala en una cámara de tortura”.

Los tesoros del subterráneo y la Dama de Blanco

Las diferentes energías no son el único misterio del castillo. Una leyenda dice que en su subterráneo se hallaban valiosos tesoros, que aparecían exclusivamente el Viernes Santo. Sin embargo, a nadie le han hecho rico. Cualquiera que intentara llevárse la fortuna, recibió una paliza con una maza de hierro.

El castillo de Silesia-Ostrava, foto: Martina SchneibergováEl castillo de Silesia-Ostrava, foto: Martina Schneibergová Otra leyenda dice que en las salas del castillo de Silesia-Ostrava de vez en cuando aparecía una mujer, vestida de blanco, con una vela y una llave en las manos. Su apariencia, desgraciadamente, presagió la muerte en la familia del que la avistara.

A partir de julio de 2015, el castillo de Silesia-Ostrava acogió la exposición titulada 'El Museo de los Misterios', que presenta los mayores enigmas de la región, pero también del mundo. La muestra se prolongará hasta finales de este año.