Música en la Praga rodolfina

En esta edición nos trasladaremos a la Praga de las postrimerías del siglo 16, a la corte del emperador Rodolfo II, y nos dejaremos llevar por los tonos de las composiciones de sus músicos palaciegos.

En el año 1583 el emperador romano-germánico y rey de Bohemia Rodolfo II trasladó la corte imperial de Viena a Praga. En aquel tiempo el número de habitantes de Praga rondaba los 60 mil. Era la ciudad más populosa de la monarquía habsburga. Sin embargo, en comparación con otros centros comerciales de Europa occidental o de Italia suponía una población más bien modesta.

Rodolfo IIRodolfo II Con la llegada de la corte imperial todo cambió. Durante el reinado de Rodolfo II el Castillo de Praga se convirtió en la Meca de artistas de todo el mundo. Y junto con los cortesanos se trasladó también a la ciudad sobre el río Vltava la orquesta de la corte habsburga. El emperador creó en su residencia condiciones ideales para los empeños artísticos de sus músicos e incluso intervenía personalmente en su labor con consejos y deseos. Muchos nombres de los compositores de la orquesta rodolfina praguense ya no aparecen en la actualidad en los programas de conciertos. Pero ello no significa que su obra esté destinada a caer en el olvido.

La orquesta de la corte fue la mayor y la más importante institución musical de Bohemia. Había sido fundada ya por el rey de Bohemia Fernando I de Habsburgo como un coro con dos organistas, pero la mayor fama la adquirió en los tiempos de Rodolfo II. Entonces contaba con un coro de 45 cantantes, un coro infantil y un conjunto de 12 trompetistas y varios instrumentistas. Predominaban los holandeses, pero había también españoles, alemanes y cada vez más italianos.

Uno de los más famosos compositores de la corte de Rodolfo II fue Philippe de Monte, quien encabezó la orquesta imperial de Praga durante 35 años, hasta su muerte en 1603. Era muy popular y glorificado en su época. Se adaptó perfectamente al ambiente praguense y en su testamento expresó el deseo de ser sepultado en la iglesia de Santo Santiago de Praga.

Compuso numerosos madrigales al estilo de "Musica reservata", un fenómeno nuevo en esa época que implicaba adaptar la música lo más posible al sentido de los textos, expresando cada emoción. Sus motetes del año 1575 recuerdan el estilo de Palestrina.

PalestrinaPalestrina El compositor Jacobus Regnart nació en Flandes. En Praga ejerció de vicedirector de la orquesta, durante 17 años. Todavía bajo el reinado de Rodolfo II se fue a Innsbruck, regresando a Praga en 1598, un año antes de su muerte. En Praga publicó misas dedicadas al emperador y otras composiciones vocales dedicadas al prefecto de la catedral de San Vito o al poeta humanista Pontano. Los madrigales de Jacob Regnart, por ejemplo el que pone en música un poema de Torquato Tasso, fueron publicados por el impresor de notas de Munich, Adamus Herg.

El italiano Alessandro Orologio se desempeñaba en la orquesta praguense como trompetista desde el año 1580. Sus canconetas, publicadas en Venecia, las dedicó en 1593 al noble checo Miskovský de Mírov. Al emperador Rodolfo II le fue destinada la dedicatoria de un madrigal a cinco voces, terminado en Praga en mayo de 1588 y publicado en el mismo año también en Venecia. Un año después recibió por este madrigal del emperador 60 monedas de oro.

Otro de los destacados compositores, en su época, sin embargo, no comprendido y despreciado, fue Carl Luython. Nació en Amberes y murió en 1620 en Praga. Se incorporó a la orquesta rodolfina probablemente en el año 1577 y desde enero de 1582 ejerció de organista.

A pesar de que según el testimonio del organista y constructor del órgano de la catedral praguense de San Vito, Jáchym Rudner, el compositor Carl Luython era un hombre callado y ensimismado, su vida estaba llena de inquietudes y de disputas " particularmente con el organista Rudner -, y parece que también llena de fracasos.

Fue despedido y jubilado antes de tiempo, en 1612, y no le dieron la suma prometida de 200 monedas de oro. Estaba tan apurado de dinero que vendió el archicémbalo especial construido por él mismo. Este instrumento extraordinario tenía 77 teclas y 4 octavas. Las composiciones espirituales de Carl Luython fueron publicadas en la colección denominada "Liber I. Missarum" por la imprenta de Nicolás Straus en Praga en el año 1609. La publicación, dedicada al emperador Rodolfo II, fue adornada con abundantes ilustraciones. En la primera misa "basim Caesar vive" aparece en una de las voces el texto latino que glorifica al emperador.

En Praga se estableció también el primer gran compositor de origen eslavo " Jacobus Gallus, de Eslovenia. Sus composiciones espirituales eran interpretadas a menundo con entusiasmo por las hermandades literarias de burgueses praguenses.

Pero en la corte de Rodolfo II no faltaban tampoco los nombres checos. Mencionemos sólo uno de ellos. Krystof Harant de Polzice y Bezdruzice vino al mundo en el castillo de Klenová en Bohemia del Sur en 1564, en el mismo año en que nacieron Shakespeare y Galileo y en que murieron Calvin y Michelangelo. El destino de Krystof Harant de Polzice y Bezdruzice no fue menos interesante.

Krystof Harant de Polzice y BezdruziceKrystof Harant de Polzice y Bezdruzice A sus 12 años entró a servir al archiduque de Innsbruck, Fernando II de Tirol. En su corte se familiarizó con la cultura del renacimiento convirtiéndose en un joven "homo universale", intelectual renacentista que disponía de amplios conocimientos de las más diversas ramas de la vida humana. Sus fuerzas juveniles iban unidas a la madurez espiritual.

Desde Tirol, Krystof Harant de Polzice y Bezdruzice regresó a Bohemia para abandonarla posteriormente y partir otra vez para el extranjero. Entre los años 1598 y 1599 visitó Palestina y Egipto. Más tarde viajó a Alemania, Holanda, Francia y España. En las postrimerías del siglo 16 se instaló en la corte imperial en Praga a donde lo condujeron sus dotes diplomáticas y militares.

Krystof Harant, quien hablaba varios idiomas, desempeñó el cargo de secretario y consejero de Rodolfo II. Posteriormente fue ennoblecido. Pero no destacaba sólo por sus actividades políticas. Krystof Harant dejó también una profunda huella como músico. En su residencia en el castillo Pecka mantenía una orquesta propia, una de las pocas de esa época sobre cuya historia existen testimonios. De su obra se conservaron integramente tres composiciones " los motetes "Qui confidunt in Domino" y "Maria Kron" y la misa "Missa quinis vocibus super Dolorosi martyr".

La vida de Krystof Harant quedó interrumpida en 1621. Se incorporó a la coalición antihabsburga de los estamentos protestantes bohemios y tras su derrota en la batalla de la Montaña Blanca, en 1620, fue condenado a muerte junto con otros 26 nobles checos. Se cumplieron las palabras que había pronunciado ante el cadalso:

"Ay, Dios mío, qué países he atravesado, a que peligros he sobrevivido, cuántos días no he visto el pan, una vez la arena me ha sepultado, y tu querido Dios mío siempre me has salvado, y ahora, en mi querida patria tengo que morir inocente".

Con la Guerra de los Treinta Años concluyó el auge de Praga como importante centro cultural y espiritual de Europa Central. El heredero del trono de Rodolfo II, Matyás, trasladó en 1621 la corte imperial a Viena. Praga perdió su posición clave en el marco del imperio habsburgo, las personalidades que habían contribuido a su fama mundial la abandonaron. Tardó más de medio siglo hasta volver a resplandecer con toda su belleza.