Vasos, ollas, tazas y demás cacharros

Sklenice es la palabra checa para vaso… de cristal. ¿Y un vaso de plástico? Los recipientes ocupan esta nueva edición de Hable Checo.

Foto: Kristýna MakováFoto: Kristýna Maková Roman, creo que ya es hora de que limpies tus tazashrnečky-, tienen tantos restos de café y té que podrían crecer plantas dentro.

Son solamente restos de té negro. Las tazas para el té y la tacitašálek- para el café. Ya sabes que en checo tenemos una palabra diferente para la taza altahrneček-, y la bajašálek-, que es la que habitualmente se usa para tomar café.

No hace falta que me lo recuerdes, ya sabes que los recipientesnádoby- son mi tacita de cafémůj šálek kávy-, es decir, que me siento en el tema como pez en el agua.

Lo del agua viene al caso, más bien eres la experta de la oficina en limpiarlos. Por cierto, los vasossklenice- que usamos el otro día para bebernos aquella botellaláhev- de vino, quedaron relucientes.

Querrás decir copas, que no somos bárbaros.

Foto: Kristýna MakováFoto: Kristýna Maková Claro, es que copa y vaso son ambos en checo –sklenice-. Aunque copa, cuando es de helado o un trofeo, se dice –pohár. Bueno, aunque es verdad que existe la palabra –číše- específicamente para copa de vino, pero no se usa tanto.

A los amantes de la etimología les encantará saber que –sklenice- viene de –sklo-, que significa cristal. Así pues, mientras que en español la expresión vaso de plástico es lógica, en checo es una contradicción.

Claro, y es que cualquier vaso que no sea de cristal se dicea –kelímek-. Por eso cuando voy a comprar cerveza a un puesto al aire libre y me preguntan si la quiero para llevar, es decir, en vaso de plástico, me dicen –do kelímku?-

Foto: Štěpánka BudkováFoto: Štěpánka Budková Roman, al final siempre acabas llevando la conversación hacia el alcohol, pero seguramente a nuestros oyentes les interesa más conocer el nombre de los cacharros que se usan para cocinar.

Tienes razón, y de todos ellos el más emblemático es sin duda la ollahrnec-. Fíjate que la palabra tazahrneček- no es más que el diminutivo de esta palabra.

Hablando de cosas más pequeñas, cacerola es –kastrol- y el cazo, es decir, el recipiente con mango largo, es en checo –rendlík-.

La verdad es que nunca he entendido bien la diferencia entre cazuela, cazo y cacerola. A mí lo que me gusta es la olla a presiónpapiñák.

¿Por lo rápida que es al cocinar?

Foto: Lenka ŽižkováFoto: Lenka Žižková No, por el ruido que hace. ¡Es maravilloso! Por cierto, realmente su nombre debería ser olla de PapinPapinův hrnec-, por el nombre de su inventor, pero coloquialmente ha pasado a denominarse de esta manera.

Te veo una persona práctica, Roman. Por cierto, mira cómo tienes el suelo. ¿No crees que va siendo hora de fregarlo? Aquí tienes una fregonamop- y un cubo kybl-. No necesitas nada más.

¡Sí que necesito algo! Una jarra de cerveza de medio litro, lo que en checo se conoce simplemente como –půllitr-. Así el trabajo se me hará más ameno.

Nada de eso. Mejor una jarradžbán- de agua con rodajas de limón. Así te hidratarás y estarás fresco como una rosa. Hala, a limpiar.

¡Uf! Con esta mujer no necesito una jarra de cerveza, sino un barrilsud-. Hasta el próximo programa de Hable Checo con Radio Praga.