Saber amar en checo

En el mes de mayo no son solamente los árboles los que se ponen en flor, sino también los corazones de la gente, ya que estamos en el mes del amor. Por tanto, el tema de la actual edición de 'Hable Checo con Radio Praga' son las palabras y frases amorosas, que podrán resultar útiles para todo aquel que haya encontrado un amor de origen checo. Declarar el amor en el idioma materno de tu pareja no tiene precio.

Beruška, foto: Lovecz, free domainBeruška, foto: Lovecz, free domain Roman, ¿tenéis tu pareja y tú algunas frases cariñosas especiales que utilizáis en casa?

La verdad es que con el tiempo se oyen cada vez menos. Pero es cierto que suele ser justo en mayo cuando mi pareja -partnerka- me dedica palabras más cariñosas. Aunque creo que no es por el mes del amor -měsíc lásky-, sino porque en esta época habitualmente toca escoger el destino de vacaciones de verano. Y como mi novia -přítelkyně- quiere viajar más allá de mi pueblo, que es con lo que me conformaría yo, pues oigo ahora con más frecuencias palabras como cariño -miláčku- o amor -lásko-. Vamos, trucos de mujeres. Y vosotros ¿cómo os llamáis en casa?

Como otras muchas parejas nos llamamos con palabras como oro -zlato- o con su diminutivo, orito, -zlatíčko-, también tesoro -poklade- o -drahoušku-, que es un diminutivo derivado de la palabra caro, en checo -drahý-… Pero ¿no te parece que la jerga amorosa checa suena un poco, digamos, más materialista que la española? Los hispanohablantes a menudo expresan el amor a través de palabras como cielo -nebe-, mi vida -můj živote- o corazón -srdce-, mientras que los checos no utilizamos nada de eso y una de las palabras más empleadas por los checos es oro -zlato-.

A mí más bien me parece curioso que con la repugnancia que mucha gente tiene a los insectos, que una de las palabras cariñosas más utilizadas en checo sea escarabajo -brouku- y su diminutivo -broučku- que se usan tanto para hombres como para mujeres. Muchos hombres también llaman a sus novias mariquita -beruško-.

El mundo animal se refleja bastante en la jerga amorosa checa. Hay parejas que se llaman osito -medvídku-, ratoncita -myšičko- y ratoncito -myšáčku-, gatito -kocourku- o gatita -kočičko-…

Kočka, foto: Pavla KopřivováKočka, foto: Pavla Kopřivová Y al hablar de una chica como de una gata -kočka- queremos decir que es muy guapa. Otras palabras que se utilizan entre las parejas son princesa -princezna-, solecito -sluníčko-, beso -puso- o besito -pusinko- Pero ahora ya deberíamos pasar a las palabras que sirven para declarar el amor -vyznat lásku-.

Pues, yo ya ni me acuerdo de cómo se dice, ya que los hombres generalmente no gastáis mucho este tipo de palabras.

Qué va. Y si no os decimos todos los días te quiero -miluji tě- no significa que os hayamos dejado de amar -milovat-. Es que nosotros os lo demostramos sobre todo con los hechos.

Ah, claro, ¿con una palmada en las nalgas o algo así?

Claro que no, me refería a regalar una flor -darovat květinu- o preparar la cena -připravit večeři-. ¿Y sabes cuál fue mi última gran declaración del amor?

Polibek, foto: archivo de Radio PragaPolibek, foto: archivo de Radio Praga No sé, ¿habrás aprendido a planchar?

Qué va. Pero me he perdido la semifinal de la Champions para acudir a la fiesta de cumpleaños de mi suegra. ¿Te parece poco?

Bueno, entonces eso sí que es amor. Pero volvamos a la enseñanza de nuestros oyentes. Entonces, si quieren confesarle a alguien que les gusta, simplemente le dicen -líbíš se mi-.

Cuando la cosa va más en serio, entonces decimos “te quiero”, -mám tě rád, o -mám tě ráda-, si la que lo dice es una mujer. Cuando el amor ya se nos sale por las orejas, es hora de decir “te amo”, -miluji tě-.

Pero no hay que ir muy rápido, basta de momento con mirar a los ojos y preguntarle -líbím se ti?-, es decir, ¿te gusto?

Y por cierto, la palabra gustar -líbit se- se parece mucho a la palabra -líbat se-, que significa besarse.

Foto: CzechTourismFoto: CzechTourism Vale, pero vas muy deprisa. Creo que a la hora de ligar -flirtovat-, antes de decirle a alguien: -dame un beso -dej mi pusu-, es mejor que comentes algo en plan: -tienes unos ojos preciosos -máš krásné oči- o tienes una hermosa sonrisa -máš krásný úsměv-.

Eso ya es un cliché un poco antiguado, ¿no? Para triunfar creo que hay que ser más original.

Bueno, si le dices “tienes un teléfono precioso”, no creo que la impresiones mucho. Aunque hoy día, siendo una generación tan pegada a la tecnología, uno nunca sabe.

Ah, el teléfono, eso sí que es una cosa importante. Ya que la frase - ¿Me das tu número? -dáš mi svoje číslo?-, es clave para enlazar una relación amorosa.