Hable Checo con Radio Praga Llega la primavera y comienzan los trabajos en el campo y el jardín

26-04-2012 14:05 | Ivana Vonderková

Llegó la primavera y la naturaleza volvió a renacer después del frío invierno. Al igual que para los campesinos, también para las personas que gustan de jardinería, comienzan nuevas tareas. Hay que preparar los terrenos para la siembra y, ante todo, cabe eliminar del jardín los elementos que se habían usado en invierno para proteger las plantas del frío. A los trabajos primaverales en el jardín dedicamos la presente lección de Hable Checo con Radio Praga.

Descargar: MP3

Te veo muy seria y callada esta semana, ¿qué te ha pasado? -co se ti stalo?-

A mi esposo se le ocurrió el pasado fin de semana que fuéramos toda la familia a la casa de campo -na chalupu-. Pero cuando llegamos al lugar, a mí y a nuestra hija nos encargó mil y una tareas en el jardín -na zahradě- que tenemos allí.

¿Acaso a ti no te gustan los jardines? -Nelíbí se ti zahrady?-

Los jardines sí me gustan, pero no los trabajos de jardinería -zahradnické práce-. Toda esta semana he tenido un tremendo dolor de espalda y creo que tendré que ir a un consultorio médico.

Eso quiere decir que no estás acostumbrada a ese tipo de trabajo –na tento druh práce-, por lo que deberías hacerlo más seguido -častěji-.

¡Qué va! Invitaré mejor a un jardinero profesional. Tuvimos que eliminar las hojas secas caídas de los árboles -shrabat suché listí spadlé ze stromů-, remover los huertos -okopat záhony-, abonar los terrenos -pohnojit záhony-. ¿Te parece poco todo eso?

Bueno, yo recomendaría cubrir todavía los troncos de los árboles frutales -kmeny ovocných stromů- de un material especial para protegerlos de los conejos y otros animales -chránit je před zajíci a jinými zvířaty-.

¡Ni se te ocurra decirle eso a mi esposo! Basta ya que tuvimos que plantar algunas hortalizas -zasadit nějakou zeleninu-, como lechuga -salát-, tomate -rajčata-, zanahoria -mrkev-, cebolla -cibule- y perejil -petržel- en el invernadero -skleník-, para que tengamos cosecha -úrodu- lo antes posible.

Pero y ¿tu esposo no les ayudó?

No, porque dijo que tenía que poner a funcionar el sistema de bombeo de suministro de agua en la casa de campo, la luz y comprobar si el invierno no hizo eventuales estragos en el inmueble.

Pero eso son también labores muy importantes que hay que hacer. Más cuando ustedes tienen la casa de campo cerrada durante todo el invierno.

Correcto, pero yo también necesitaría lavar la loza después del invierno, sacar a ventilar y cambiar la ropa de cama, barrer la casa y limpiar la cocina y el baño. Pero eso no se cuenta. Para mi esposo eso son cosas secundarias -podružné věci-. Dice que el jardín es mucho más importante, porque la naturaleza -příroda- no puede esperar.

¿Él realmente no hizo nada en el jardín?

Sería injusta si dijera que no. Llegó cuando teníamos hecho casi todo lo que se nos encargó y dijo que faltaba preparar las plantaciones de fresas -záhony jahod- que tenemos allí. En vista de que las fresas son su fruta predilecta -oblíbené ovoce-, se encargó de esa labor y eliminó las hojas secas -suché listí- que habían caído sobre la plantación y le echó abono -pohnojil to- para tener el suelo más fértil -aby měl úrodnější půdu- y tener más fresas -více jahod- y de mayor tamaño -a větších-. Eso fue todo lo que hizo -to bylo vše co udělal-.

Eso también es importante, además que no puedes querer que los hombres hagan labores que durante siglos habían hecho las mujeres principalmente.

La próxima vez le encargaré eliminar las malas hierbas -plevel- para vengarme un poco por lo que me hizo sufrir. Y si no tiene dolores de espalda como yo, lo obligaré que haga esos trabajos también las próximas veces. Yo no podría ser agricultor -zemědělec-, ni jardinera -zahradnice-.

Compartir

Destacados

Artículos relacionados

Más

Del archivo del programa

Más

Emisión Reciente en Español

RSS

RSS y Podcasting

Nuevos canales RSS