Las palabras traicioneras del checo y español

¡Hola a todos los aficionados de la lengua checa! No hay a quién le gusten los amigos falsos, y ¿qué hay de los falsos amigos? Las palabras que se escriben y pronuncian de igual manera o parecida en checo y en español, llegan a causar confusiones graciosas.

Kosa, foto: Chmee2 CC BY-SA 3.0Kosa, foto: Chmee2 CC BY-SA 3.0 Hola, Daniel. ¿Qué tal? ¡No sabes lo que acaba de pasarme!

Hola, Tereza. Muy bien, gracias, ¿tú qué tal? Cuéntame, que estoy ansioso –jsem zvědavý– por saberlo.

Pues hace un rato –před chvílí– una colega mía acaba de presentarme a su amigo de España que está de visita en Praga y ya ha aprendido algunas frases en checo. Vino a darme dos besos y me dice –Ahoj, jsem Paco– Hola, soy Paco.

¡Qué bueno, Teresa! Pues sí, las personas que se llaman así lo tienen difícil en Chequia, ya que –ty jsi pako– en checo significa eres un tonto.

Sí, al aprender un idioma los falsos amigos –falešní přátelé–, o como decimos en checo más comúnmente –zrádná slova–, las palabras engañosas, llegan muchas veces a uno a sacarle de quicio –vyvést z míry–. Empezando con mi nombre, su forma abreviada en checo es –Terka–, y bueno si digo eso en un país hispanohablante, todos se parten de risa –svíjet se smíchy–.

Pues sí, y hay más. Uno se puede sorprender al visitar el campo checo. Ahí puede toparse –narazit na– tanto con una abuelita –babička–, como con una –baba–, que en checo puede significar a veces con un toque peyorativo abuela, anciana, pero también se denomina así en los cuentos de hadas checos –pohádky– a una especie de bruja.

Koza, foto: Barbora KmentováKoza, foto: Barbora Kmentová Exacto, y por ejemplo, para cortar la hierba se utiliza una cosa –věc–, que en checo se llama –kosa–, es decir la guadaña. Y ciudado con confundirlo con –koza–, en checo cabra o palabra coloquial para denominar el pecho.

Sí, y cuidado con mirar la tele en checo, ya que –tele– significa ternero o borrico. La abreviación de televisión –televize– es –telka–.

Daniel, es que el estudio de lenguas es un cuento chino –španělská vesnice–, pueblo español como decimos en checo, una expresión que tiene supuestamente sus raíces en el siglo XVI, época en la que el emperador Carlos I impulsaba en las Tierras Checas las costumbres españolas.

En esta expresión se reflejan las diferencias culturales, ya que los alemanes suelen emplear la expresión pueblo checo y los polacos cine checo, debido a la complejidad de la creación del movimiento vanguardista del cine checoslovaco de los años 60 llamado la Nueva Ola –Nová vlna–. Y en checo la raíz de la palabra –Němci–, alemanes, se debe a la palabra –němý–, mudo, ya que los checos no les entendían.

Pero, foto: Antonio Litterio, CC BY-SA 3.0Pero, foto: Antonio Litterio, CC BY-SA 3.0 Exacto, Daniel. Y bueno, volviendo a los falsos amigos, hay un sinfín de palaras similares o parecidas. Mencionemos el vocablo –pero–, que en checo no es la conjunción –ale–, sin embargo significa bolígrafo. O si uno va en Chequia a comprar pan –chleba–, es recomendable distinguir la tilde, ya que –pán– en checo es señor. –Pane, jeden chleba prosím.– Señor, un pan, por favor.

Bueno, Tereza, habría muchísimas más, pero eso daría para otra edición de Hable checo. ¡Hasta la próxima!

Sí, Daniel, tienes razón, que te vaya bien. Y, ¡cuidado con los falsos amigos!

Amigos, aquí acaba la actual edición de ‘Hable checo con Radio Praga’. Ahora ya conocen algunos de los falsos amigos entre el checo y el español. Esperemos les sean de utilidad. ¡Hasta la próxima!