Una o Dos Veces (1956)

Una polca bailable triunfó en las listas de venta musicales checoslovacas en el año 1956. ¿Se convertirá en el éxito musical del siglo?

■ En junio, el karst de Moravia fue declarado Área Natural Protegida.
■ El 15 de septiembre fue fundada la empresa de loterías Sazka.
■ Entre el 23 de octubre y 10 de noviembre se produjo el levantamiento de Hungría, al que puso fin una sangrienta invasión soviética.

Un refrán dice que cuando dos se pelean, suele haber un tercero que ríe. Una situación parecida se produjo en la música moderna tras el Golpe de Estado comunista de 1948.

Por un lado hubo una gran cantidad de canciones propagandísticas, cantadas en masa, por otro, condenada por los ideológos de la época, luchaba por sobrevivir toda la música que tuviera toques de jazz y swing moderno.

¿Y el tercero?

Las bandas tradicionales de viento o de cuerdas y sus canciones populares.

Éstas también se convirtieron de vez en cuando en blanco de ciertas críticas, sobre todo por sus letras. Pero a los funcionarios comunistas generalmente no les molestaban.

Foto: SupraphonFoto: Supraphon Todo lo contrario, al son de estos temas los camaradas de rango medio o inferior solían relajarse, bailar o subir a las gradas y saludar con la mano a la muchedumbre durante las marchas con motivo del 1 de mayo, el Día Internacional de los Trabajadores.

Al ver las canciones bailables, entre las más exitosas encontramos la polca del compositor Jaromír Vejvoda y el letrista Ladislav Jacura titulada ‘Una o Dos Veces’ (Jednou dvakrát). En 1956 se vendieron 140.000 discos con esta canción.

El nombre expresa el lamento de un galán en un baile que está esperando a la tardona de su novia, se pierde dos canciones, pero a la tercera ya no le espera más. Sin embargo, la inspiración para darle título a la canción surgió de manera mucho más trivial, según confesaron los autores.

A uno de ellos una vez le preguntó el cobrador del tranvía al venderle el billete: “¿Uno o dos?” y así nació el título.

 

¡Voten su canción del siglo!