Soldados de caballería blancos (1921)

En la serie Canción del Siglo presentamos cien canciones que se han inscrito en la historia de Checoslovaquia y la República Checa. Se han popularizado, han sonado en épocas importantes o ganaron la lista de popularidad y fueron elegidos éxito del año. Esta vez regresaremos a 1921.

■ El 15 de febrero se efectuó el primer censo en Checoslovaquia.
■ El 28 de julio, Adolf Hítler pasó a ser jefe del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP).
■ El 26 de septiembre nombró el presidente Masaryk al quinto Gobierno checoslovado, encabezado pro Edvard Beneš.
■ El 12 de octubre nació el tenista y posterior ganador de Wimbledon, Jaroslav Drobný.

A principios de los años veinte, el cabaré checo El Siete Rojo vivía su mayor auge. En octubre de 1921 se instaló en la bodega de vino de la Casa Municipal de Praga.

Con su repertorio, una mezcla de canciones, cuplés y escenas cortas con actores, se convirtió en precursor de los teatros de pequeñas formas. El grupo joven trataba por medio del humor de responder a los problemas de la vida.

Entre los integrantes destacados del Siete Rojo figuraba el cantautor Karel Ralling. El químico licenciado era un gran fan del cabaré. Más tarde aprovechó su experiencia en el escenario como director de la Asociación de Protección de Autores. Con el nombre de Ralling, y con el repertorio de El Siete Rojo, está relacionado hasta la fecha la canción del año 1921 titulada ‘Soldados de Caballería Blancos’ (Bílí rejtaři).

Foto: PantonFoto: Panton La pieza canta sobre las maniobras militares efectuadas en una aldea checa donde los soldados encandilaron a las muchachas locales.

La canción no es muy púdica, de manera que el Cuarteto Incógnito, intérprete de esa canción, grabó solo dos estrofas, ocultando con pudor el desenlace de la historia.

Mencionemos cómo terminó la historia de las muchachas enamoradas. La tercera estrofa decía:

“Hace más de un año desde que se marchó el octavo batallón.
Una decena de doncellas jóvenes lava los pañales y plancha el arrullo,
una veintena de doncellas mira a su alrededor con ojos azules llorosos,
una treintena de doncellas columpia a un soldadito.
Solo la vieja se alegra de tener ya sesenta años…”

 

¡Voten su canción del siglo!