Škoda se implanta también en el norte de África

El mayor fabricante de automóviles de la República Checa, Škoda Auto, produce ahora en tres continentes. En unas pocas semanas se espera que se pongan en marcha las líneas de montaje en la primera planta de la empresa en África. Los salarios, más baratos que en Europa, no han sido el único incentivo para este movimiento.

Foto ilustrativa: Škoda AutoFoto ilustrativa: Škoda Auto La ciudad argelina de Relizane servirá de base para que Škoda entre en un futuro en el mercado del norte de África. El fabricante de automóviles de Mladá Boleslav, compartirá la fábrica con su empresa matriz, Volkswagen, y con los proveedores argelinos Sovac. Esta compañía también se hará cargo de las ventas los de vehículos Škoda en Argelia, según informó el diario Mladá Fronta Dnes Checa esta semana.

Los menores costes laborales de Argelia no han sido el factor más importante para entrar en África, a pesar de que la reducción de costes sí que ha desempeñado un papel. El primer motivo es que, al producir directamente en la región, los elevados aranceles a la importación de vehículos de motor que tienen Argelia, Egipto y Marruecos pueden ser ahora evitados. En segundo lugar Škoda quiere construir un punto de apoyo en el Magreb, ya que considera que el norte de África tiene un gran potencial como mercado

Se espera que la producción se ponga en marcha en pequeños pasos, comenzando con sólo alrededor de un centenar de coches al día. La empresa no ha desvelado que modelos se fabricarán, pero el diario Mladá Fronta Dnes especula con que la planta se dedicará principalmente al Škoda Octavia.

Además de las plantas en Europa, Škoda también mantiene instalaciones de producción en Asia, concretamente en la India, con fábricas en Aurangabad y Pune. También hay dos plantas en China y una menor producción en la parte asiática de Kazajstán.