Škoda Auto bate el récord de producción en febrero

El fabricante de automóviles checo Škoda Auto con sede en la ciudad de Mladá Boleslav anunció el mejor febrero en los 123 años de la historia de la empresa.

Škoda Karoq, foto: Škoda AutoŠkoda Karoq, foto: Škoda Auto El número de coches distribuidos en todo el mundo aumentó un 14,3% respecto al mes de febrero de 2017 y llegó a 92.800. Eso a pesar de que la venta de los modelos Fabia, Rapid y Yeti se ha reducido. Sin embargo, el Yeti fue sustituido en el mercado por el nuevo SUV Karoq.

El modelo más vendido sigue siendo Octavia. El fabricante vendió en febrero 31.800 coches de este tipo lo que significa el aumento anual en un 11,1%. El segundo modelo más vendido es Fabia con 16.400 coches. En este caso es un 1,9% inferior en comparación con febrero de 2017. No obstante, el nuevo SUV Kodiaq registró el aumento de ventas de un 500% y el número de coches vendidos llegó a ser de 10.200 unidades.

En el mercado de Europa Occidental fueron vendidos 38.300 coches. Se trata de un aumento del 10,2%. En Alemania, el país europeo con la mayor cantidad de coches vendidos de Škoda, el número subió un 17,6% a los 14.800 coches. En Italia aumentó en un 18,6% y en Francia en un 20,7%.

Un aumento significativo se registró en Rusia, donde se vendió un 38,6% más de coches respecto a febrero de 2017. El mayor mercado para el fabricante checo es China, donde las ventas aumentaron en un 30,6% y se vendieron 19.600 coches.

Škoda Auto es uno de los principales empleadores en Chequia y forma parte del grupo Volkswagen. Las tres fábricas que hay en Chequia emplean aproximadamente a 30.000 personas. En el año 2017 la empresa batió el récord al producir 1.200.500 coches.