Los precios siguen creciendo en Chequia

Mantequilla, huevos, queso y leche, son los productos que más se han encarecido en la República Checa debido a la creciente inflación.

Foto ilustrativa: Štěpánka BudkováFoto ilustrativa: Štěpánka Budková La cotización de la corona checa no se fortalece suficientemente para frenar el crecimiento de los precios a nivel nacional. La inflación ascendió al 2,5% en agosto en Chequia en comparación con el año pasado, o sea que superó los pronósticos del Banco Nacional.

Los precios van en aumento en el país por noveno mes consecutivo, según datos ofrecidos por la Oficina de Estadísticas (ČSÚ). Se espera que el Banco Nacional reaccione de manera que vuelva a aumentar los tipos de interés este año.

La mantequilla es el producto que ha registrado un encarecimiento más notable en la comparación interanual, su precio se ha incrementado en un 45%. Los huevos valen un 34% más, mientras que el precio de los quesos aumentó en un 15% en comparación con agosto de 2016.

El crecimiento de los precios se debe a la favorable situación económica del país y el aumento salarial que resulta de la baja tasa de desempleo. Los hogares así pueden permitirse gastar más y la creciente demanda hace subir los precios, según explican los expertos.

Por otro lado, en agosto se redujo en Chequia el precio de los teléfonos móviles (en un 15%), los servicios de las telecomunicaciones, gas natural y agua caliente.