La producción checa de carne disminuyó un 2,5%

La producción de carne disminuyó un 2,5% el año pasado. En los mataderos checos se produjo sobre todo menos carne de cerdo.

Foto: Thomas Bjørkan, CC BY-SA 3.0Foto: Thomas Bjørkan, CC BY-SA 3.0 Hoy en día la producción de carne de cerdo, que representa la mitad de la producción de carne total, no llega a cubrir ni la mitad del consumo checo. Desde el año 2000, cuando esta rama del mercado dejó de ser autosuficiente en la República Checa, se ha podido notar una tendencia al descenso, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas.

El portavoz de Cámara agraria de la República Checa, Jiří Felčárek, comentó que la situación se debe sobre todo a la presión de la importación, que resulta ser más barata que la producción local. De esta manera, baja la capacidad de competir. Añadió que sin la ayuda estatal el descenso de este sector sería probablemente todavía más grande.

Sin embargo, existen más causas de la disminución, entre ellas, por ejemplo, la demanda de los clientes checos por productos más baratos o un reparto no muy conveniente de las dotaciones para la producción, según afirma Petr Havel, analista agrario.

El director del departamento de estadísticas agrarias del Instituto Nacional de Estadísticas, Jiří Hrbek, confirmó que la producción interanual de otros tipos de carne, de vaca y ternera, disminuyó también. En este caso bajó un 6%, aunque durante los tres años anteriores había estado aumentando. No obstante, la carne de ave, y sobre todo la carne de pollo, se produjo y consumió un poco más.