La inflación fue en Chequia en 2017 del 2.5%

El ritmo de la inflación anual checa disminuyó en diciembre al 2,4% del 2,6% de noviembre. La inflación final de 2017 es del 2,5%.

Foto ilustrativa: Lenka ŽižkováFoto ilustrativa: Lenka Žižková La subida de los precios en diciembre fue menor que en noviembre, pero esto no redujo de forma apreciable la cifra final de 2017 para la inflación en el país. Llegó al 2,5% durante todo el año. Se trata del nivel más alto de los últimos cinco años. Los factores que alimentan esa cifra son varios: la tasa de aumento de los servicios fue del 2,9%, con aumentos de precios para los bienes en promedio del 2,2%.

La cifra de 2017 está por encima de la meta del Banco Nacional Checo de una tasa de inflación del 2%. Y si bien no es mucho más alto que la cifra ideal del banco central, aún será suficiente para alentar al banco a continuar con un aumento gradual en las tasas de interés que ya comenzó a fines del año pasado.

Las cifras preliminares europeas de la inflación de los precios al consumidor en noviembre ponen la tasa checa del año anterior en el 2,2%. Esa es una de las tasas más altas de aumento de precios en la UE-28, pero muy inferior a Estonia, con un aumento anual del 4,5% y Lituania con una tasa del 4,2%. La vecina Eslovaquia llegó al 2,1% y la tasa en el mayor socio comercial de la República Checa, Alemania, fue del 1,8%.

La última tasa mensual de inflación de noviembre a diciembre fue de 0,1%. Algunos de los factores más importantes que impulsaron los precios fueron los alimentos y el alcohol, y algunos de esos aumentos se amortiguaron con ropa y calzado más baratos.

Una de las principales razones de la ligera desaceleración en la tasa interanual de inflación interanual de diciembre fue el hecho de que los precios del combustible avanzaron a menos de la mitad de la tasa del mes anterior. El 1,5% de diciembre está lejos del 3,7% de noviembre.

Pero la tasa de aumento en algunos artículos básicos de comestibles en los 12 meses hasta diciembre da una idea de cuánto han subido de precio muchos alimentos básicos durante el último año. La harina ha visto un aumento del 13.5%, los huevos son más de un 54% más caros, el yogur es más caro en un 21%, la mantequilla en un 28.7% y la fruta en un 10.8%.